• Jeremy Corbyn, el líder de los laboristas británicos, ante la Cámara de los Comunes en Londres, 19 de diciembre de 2018.
Publicada: viernes, 3 de enero de 2020 14:28
Actualizada: viernes, 3 de enero de 2020 18:09

El líder del Partido Laborista (PL) condena el asesinato del general Soleimani por EE.UU., y pide a Londres enfrentar acciones beligerantes de Washington.

Jeremy Corbyn ha instado este viernes al Reino Unido a hacer frente a las “acciones beligerantes de Estados Unidos”, y que también llame a ejercer moderación a las partes.

Además, el todavía líder laborista, ha advertido de que el ataque estadounidense de la madrugada de esta misma jornada contra el aeropuerto internacional de Bagdad (capital de Irak), en el cual fue asesinado el comandante de las Fuerzas Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, crea “una escalada extremadamente grave y peligrosa del conflicto en Oriente Medio”.

“Todos los países de la región y más allá deberían tratar de reducir las tensiones para evitar la profundización del conflicto, que solo puede traer más miseria a la región”, ha agregado Corbyn.

Lisa Nandy, un miembro del Parlamento británico, ha destacado por su parte que “es un momento muy peligroso. 17 años después de la catástrofe decisión de ir a la guerra en Irak, la violencia todavía se desata todos los días”.

“Los líderes mundiales deben enfrentarse a (Donald) Trump (presidente de EE.UU.). lo ultimo que necesitamos es otra guerra total”, ha subrayado Nandy.

 

También, Keir Starmer, ministro para el Brexit del Partido Laborista, ha señalado el peligro de más violencia en el Medio Oriente;“necesitamos involucrarnos, no aislar a Irán. Todas las partes deben reducir las tensiones y evitar nuevos conflictos”, ha dicho.

Después del ataque estadounidense en Bagdad, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) confirmó que el inquilino de la Casa Blanca, dio la orden de “matar” al teniente general Soleimani, con tal de “disuadir a Irán” y “proteger intereses de Washington”.

El suceso que ha recibido una amplia condena internacional, como Francia, China y Rusia, se realizó luego de que Trump culpara a Teherán del ataque de una multitud de iraquíes a la embajada estadounidense en Bagdad y amenazara al país persa con que pagaría un “alto precio”. Si bien aseguró que no busca una guerra con Irán. Teherán rechazó las afirmaciones estadounidenses.

El líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha alertado a su vez a los “criminales” de EE.UU. que les espera una “dura venganza” por parte de Irán tras el asesinato de Soleimani, quien refleja “la cara internacional de la Resistencia”.

nlr/lvs/alg

Comentarios