• Miembros del Gobierno británico en una reunión.
Publicada: viernes, 19 de julio de 2019 20:11
Actualizada: viernes, 19 de julio de 2019 21:21

El Gobierno del Reino Unido ha celebrado hoy viernes una reunión de emergencia tras anunciar Irán la captura de un petrolero británico en el estrecho de Ormuz.

De acuerdo al diario local The Telegraph, funcionarios del Ministerio de Exteriores, de Defensa y otros responsables gubernamentales han mantenido un encuentro para determinar cómo responder la detención de un carguero en el estrecho de Ormuz por el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán.

De hecho, el Gobierno de Londres está “buscando con urgencia más información” sobre el “incidente” en el Golfo Pérsico. “Estamos evaluando la situación”, ha declarado un portavoz del Ejecutivo británico, mientras que la naviera Stena Bulk ha indicado en un comunicado que perdió el contacto con uno de sus buques después de que se le habían cercado “pequeñas embarcaciones sin identificar y un helicóptero”.

“Hay 23 marinos a bordo. No se han reportado heridos y su seguridad es una preocupación primordial para los dueños y los gerentes. La prioridad tanto de la propietaria del barco Stena Bulk como del operador del barco, Northern Marine Management, es la seguridad y el bienestar de la tripulación”, señala la naviera.

Estamos evaluando la situación”, dijo un portavoz del Ejecutivo británico tras la captura de un petrolero suyo por Irán en el estrecho de Ormuz.

Poco antes, el CGRI anunció haber “confiscado” un petrolero británico, el “Stena Impero”, por “haber violado las normas del código marítimo internacional” y “a pedido de la Autoridad Portuaria y Marítima de la provincia de Hormozgan (sur)”, reza un comunicado del cuerpo militar.

La embarcación fue conducida a “la costa después de su captura y entregada a la Autoridad para el procedimiento legal y la investigación”, agrega el comunicado del CGRI.

Una fuente del Ministerio de Defensa británica ha declarado a The Telegraph que el barco se dirigía “directamente hacia aguas iraníes”. “Es realmente preocupante que esto haya sucedido”, ha expresado.

La captura del barco británico se produce un día después de que el CGRI informó de que había capturado un petrolero “extranjero” que estaba realizando operaciones de contrabando de combustible en el Golfo Pérsico.

mjs/ctl/mkh

Comentarios