Publicada: viernes, 17 de febrero de 2023 1:36

Hezbolá advirtió de que si EE.UU. empuja a El Líbano al caos, este movimiento impedirá que el régimen de Israel extraiga petróleo y gas del campo de Karish.

Si los estadounidenses empujan a El Líbano al caos, extenderemos nuestra mano contra quienes nos lastimaron, incluso si eso lleva a una guerra con Israel”, alertó este jueves el secretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasralá.

Nasralá, que hizo estas declaraciones durante un discurso televisado, subrayó que “cualquier retraso en la extracción de petróleo y gas de las aguas libanesas se resolvería impidiendo que Israel extraiga petróleo y gas del campo de Karish”.

El líder de Hezbolá se refirió a la existencia de intenciones deliberadas de retrasar el tema de la extracción de gas de los campos libaneses, y pidió al Gobierno libanés que tome una decisión audaz al respecto.

¿Cuál es la disputa?

El Líbano e Israel están en desacuerdo sobre la frontera que separa sus zonas económicas exclusivas, un área en alta mar que cada parte puede reclamar para la extracción de recursos.

Israel afirma que la frontera se extiende más al norte de lo que acepta El Líbano, mientras que Beirut busca que se extiende más al sur de lo que acepta Israel, lo que deja un triángulo de aguas en disputa.

Después de que comenzaran las negociaciones indirectas en 2020, tanto El Líbano como Israel aumentaron sus reclamos territoriales. En una carta enviada a las Naciones Unidas, El Líbano dijo que Karish está en una zona en disputa en el Mediterráneo. Israel alega que este campo se encuentra en su zona económica exclusiva.

El 27 de octubre, El Líbano e Israel firmaron un acuerdo de demarcación de la frontera marítima en la sede de las Naciones Unidas en Naqura, sur de El Líbano, luego de que el jefe de la autoridad ejecutiva de las dos partes lo firmara.

En un discurso anterior, Nasralá dijo que los ojos de Hezbolá están puestos en el campo de Karish y sus misiles están dirigidos hacia esa zona, señalando que “no es posible permitir que se extraiga petróleo y gas del campo de Karish antes de que El Líbano obtenga sus demandas legítimas”.

mkh/ncl