• Los libaneses protestan en Beirut (la capital), exigiendo explicaciones por la potente explosión en el puerto de esta ciudad, 8 de agosto de 2020.
Publicada: sábado, 8 de agosto de 2020 16:31
Actualizada: sábado, 8 de agosto de 2020 18:09

Los libaneses han salido a las calles para demandar explicaciones por la explosión en Beirut y en estos momentos un grupo ha tomado el Ministerio de Exteriores.

Las fuerzas de seguridad se han apostado este sábado en los alrededores de la mencionada Cartera para mantener el orden, en medio del descontento popular ante la devastadora explosión acaecida el martes en el puerto de Beirut.

Informes recientes avisan de que un grupo de descontentos, liderado por militares retirados del Ejército libanés, ha tomado por asalto el Ministerio de Exteriores y lo ha convertido en su “sede”.

El general de brigada (retirado) Sami Ramah ha afirmado que “desde la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, que hemos tomado como sede de la revolución, hacemos un llamado al pueblo libanés oprimido para que vaya a las plazas y exija que todos los corruptos sean llevados ante la justicia”.

La acción de protesta, convocada bajo el lema “Día de la Ira”, reúne al pueblo en la simbólica Plaza de los Mártires. Reportes indican que un grupo ha intentado entrar en el Parlamento a la fuerza, pero al no lograrlo, ha tomado el Ministerio de Exteriores.

 

Mientras tanto, la Cruz Roja y la Media Luna Roja han anunciado que hasta el momento 26 personas han resultado durante las protestas y han sido trasladadas a hospitales cercanos mientras 94 han recibido asistencia médica en el lugar.

La explosión del martes, al parecer, provocó un incendio en un almacén de petardos en el puerto de Beirut, cuya onda expansiva afectó a toda la capital libanesa y, hasta el momento, reportes hablan de más de 157 muertos, 60 desaparecidos y miles de heridos.

El Gobierno libanés declaró estado de emergencia y luto en el país y emprendió las investigaciones correspondientes para hallar las causas del incidente. En línea con estas pesquisas, las autoridades pertinentes han detenido a más de 20 funcionarios del Consejo de Administración del puerto y el Departamento Aduanero de Beirut.

Hasta el momento, se desconoce la causa exacta, pero algunas investigaciones preliminares apuntan como el origen de la enorme explosión a las 2750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas en el puerto. El presidente de El Líbano, Michel Aoun, no ha descartado, a su vez, la posibilidad del impacto de un cohete o bomba como causa de la deflagración.

nlr/ctl/myd/mkh