• El presidente de El Líbano, Michel Aoun (dcha.), y el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, en Beirut, 15 de febrero de 2018.
Publicada: jueves, 15 de febrero de 2018 14:43
Actualizada: jueves, 15 de febrero de 2018 17:03

El presidente de El Líbano, Michel Aoun, ha advertido al secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, que Beirut nunca renunciará a sus fronteras reconocidas internacionalmente, rechazando así los reclamos de Israel sobre una zona en disputa, rica en petróleo en aguas libanesas.

El mandatario libanés ha formulado estas declaraciones durante una reunión con Tillerson en el palacio presidencial de Baabda, donde el jefe de la Diplomacia de EE.UU. tuvo que esperar cerca de cinco minutos a la aparición de su anfitrión, según imágenes de la televisión oficial libanesa.

Aoun ha instado también a Estados Unidos a desempeñar un “papel efectivo” y “trabajar para evitar que el régimen de Israel continúe atacando la soberanía libanesa” por mar y tierra.

A su vez, el secretario de Estado de EE.UU. ha manifestado sus deseos de “estabilidad y prosperidad” para el futuro de El Líbano y que este sea “libre y democrático”.

Tillerson, asimismo, ha expresado el apoyo de su país al Ejército libanés como única fuerza legítima de defensa, negando ese rol al Movimiento de la Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

Luego, el secretario de Estado de EE.UU. ha mantenido reuniones por separado con su homólogo, Yebran Basil, y el presidente del parlamento libanés, Nabih Berri, tras las cuales no ha ofrecido declaraciones.

 

Tillerson tiene previsto viajar hoy a Turquía, última escala de su gira por Oriente Medio en la que también ha visitado Egipto, Kuwait y Jordania.

Durante décadas, la frontera marítima entre El Líbano y los territorios ocupados por Israel ha sido un tema cadente, ya que Beirut y el régimen de Tel Aviv aún se encuentran técnicamente en estado de guerra. De hecho, Israel y El Líbano se disputan un triángulo marítimo de unos 860 kilómetros cuadrados dentro del cual se encuentra el Bloque 4 y el Bloque 9.

Esto se produjo después de que el ultraderechista ministro para asuntos militares de Israel, Avigdor Lieberman, avivó las tensiones al advertir a los libaneses de que el derecho y la explotación energética en zonas en disputa le pertenecen solo a los israelíes.

El presidente libanés, Michel Aoun, manifestó un contundente rechazo a las afirmaciones de Lieberman y las tachó de “una amenaza para El Líbano y su derecho a la soberanía sobre aguas territoriales”.

mkh/ktg/krd/hnb