• El Senado de Estados Unidos.
  • Dos pistolas colocadas sobre la bandera estadounidense.
Publicada: viernes, 4 de diciembre de 2015 11:29

El Senado estadounidense volvió a votar el jueves en contra de ampliar la investigación de antecedentes de las personas que adquieren armas; propuesta que cobra importancia a un día del tiroteo en California.

La propuesta de la revisión de los antecedentes de los compradores de armas que fue elaborada por el senador demócrata Joe Manchin, de West Virginia, y su colega republicano Patrick Toomey, de Pennsylvania, fue rechazada por 50 votos, frente a los 48 que recibió en apoyo.

El planteamiento de limitar las ventas de armas a gente con antecedentes criminales o enfermedades mentales ya había sido rechazado a principios de 2013, a pocos meses del tiroteo en una escuela primaria en Connecticut, que dejó 20 niños y 6 maestras muertos en diciembre de 2012. 

El tiroteo en la ciudad de San Bernardino, en el estado suroccidental de California, se registró la mañana del miércoles en el Centro Regional Inland, un centro médico para discapacitados mentales, cuando dos personas armadas —aparentemente Seyed Faruq y una mujer que le acompañaba— empezaron a disparar contra la gente, acabando con la vida de 14 personas y dejando heridas a 17.

El presidente estadounidense, Barack Obama, señaló el jueves la posibilidad de que el tiroteo estuviera relacionado con el terrorismo. Tan solo unas después del incidente, urgió a reforzar las leyes para que se permita una revisión más profunda de los antecedentes de los que desean comprar armas, al señalar que su país tiene "un patrón de tiroteos masivos" que "no tiene paralelo en ningún lugar del mundo".

El presidente de EE.UU., Barack Obama, se reúne con el equipo de seguridad nacional del país en la Casa Blanca, 3 de diciembre de 2015.

 

El Senado también negó la propuesta de la legisladora demócrata por California, Dianne Feinstein, por 54 votos en contra y 45 a favor, que dificultaría comprar armas a aquellas personas de quienes se tengan sospechas de ser terrorista.

Cabe señalar que uno de los atacantes del tiroteo del miércoles, Faruq, no tenía antecedentes penales y no estaba bajo escrutinio por parte de la Policía local o federal antes de realizar el tiroteo.

Los que apoyan el derecho a portar armas insisten en la necesidad de que ese derecho no se les sea arrebatado. Un jefe de Policía del estado de Nueva York (noreste) hizo un llamamiento el jueves a los residentes para que los que tengan licencia para llevar armas de fuego la usen y salgan siempre armados con el argumento de los recientes tiroteos en EE.UU. y en Paris, capital de Francia.

"Los insto a aprovechar de manera responsable su derecho legal a portar un arma de fuego", escribió Paul Van Blarcum, el jefe de Policía del condado de Ulstert –que cuenta con 10.000 propietarios de armas con licencia–, para luego explicar que no estaba "tratando de promover una milicia de ningún tipo", sino de "asociarse con el público en la prevención del crimen".

En lo que va del año, al menos 12.255 personas han muerto y 24.770 han resultado heridas como consecuencia de la violencia armada registrada en EE.UU., con base en un balance de la organización Gun Violence Archive (GVA).

snr/ctl/hnb