• El exjefe de la CIA Leon Panetta. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 5 de junio de 2021 22:14

Un exjefe de la CIA asegura que los recientes paralizantes ciberataques de presuntos piratas rusos en EE.UU. estarían debilitando al país norteamericano.

El 1 de junio, el mayor proveedor de carne de res de EE.UU., JBS USA, fue víctima de una serie de ataques de ransomware, que obligó el cierre de todas las instalaciones de la empresa durante un día, lo que puso de relieve cuán vulnerables son los suministros de alimentos a la amenaza de ciberataques.

Al respecto, Leon Panetta, exjefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, en una entrevista concedida a la cadena MSNBC, acusó a piratas rusos de estar detrás de los recientes ciberataques y consideró a estos hackers de “terroristas”. 

“Desde mi punto de vista, son terroristas. Cuando nos atacan con ransomware, a pesar de que es una operación criminal, operada desde Rusia, están persiguiendo una infraestructura muy importante en este país”, dijo Panetta.

El también exsecretario de Defensa estadounidense puso de relieve que, cuando la infraestructura se ve afectada, “se debilita Estados Unidos cada vez más”.

Panetta hizo estos comentarios después de devastadores ataques cibernéticos de un supuesto grupo criminal de piratas informáticos con sede en Rusia.

 

El 9 de mayo, el oleoducto más grande de Estados Unidos, Colonial Pipeline, —que atiende a 50 millones de consumidores— se vio obligado a suspender “todas” sus actividades tras haber sufrido un ataque de ransomware que, según Washington, fue llevado a cabo por un grupo con sede en Rusia. La compañía optó por pagar a los piratas informáticos el equivalente a 4,4 millones de dólares en bitcoin para recibir claves para descifrar sus sistemas.

Durante los últimos años, varios organismos y empresas estadounidenses han sido blanco de ataques cibernéticos; el más reciente afectó los sistemas del Departamento del Tesoro de EE.UU. y de la Administración Nacional de Telecomunicaciones e Información (NTIA, por sus siglas en inglés) del Departamento del Comercio, así como a las redes vinculadas a la Administración Nacional de Seguridad Nuclear (NNSA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Energía del país norteamericano.

En un escenario repetitivo, la Casa Blanca, sin ninguna prueba, acusa a Rusia de estar detrás de estos ataques cibernéticos; señalamiento que el Kremlin rechaza enérgicamente. “Rusia no tiene nada que ver con esto”, dijo, el 10 de mayo, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov al respecto de ciberataques a Colonial Pipeline.

mmo/ncl/rba