• El líder de la mayoría republicana del Senado de EE.UU. Mitch McConnell, junto al presidente Donald Trump.
Publicada: miércoles, 3 de junio de 2020 6:08
Actualizada: jueves, 4 de junio de 2020 1:45

El Senado bloquea una resolución demócrata contra uso de fuerza policial para dispersar una marcha para que Trump pudiera sacarse una foto frente a una iglesia.

El líder de la mayoría republicana del Senado de EE.UU. Mitch McConnell, bloqueó la resolución del senador demócrata por el estado de Nueva York, Chuck Schumer, de condenar al presidente Donald Trump por desplegar oficiales federales que usaron gases lacrimógenos y balas de goma contra una marcha pacífica en Washington, la capital de la nación.

La Policía estadounidense reprimió con mucha violencia el lunes una protesta pacífica de un grupo de capitalinos realizada en rechazo al asesinato de George Floyd en las inmediaciones de la Casa Blanca, tan solo para permitir que Trump pudiera acercarse a la Iglesia Episcopal de San Juan, centro de culto que sufrió daños de diversa consideración al incendiarse su sótano durante unas protestas registradas en la noche del domingo.

La muerte del afrodescendiente George Floyd, de 46 años, en la ciudad de Minneapolis (Minesota) ha generado masivas protestas en diversas ciudades estadounidenses, Washington, entre otras. El desarmado Floyd murió el lunes después de estar al menos 10 minutos boca abajo contra el suelo, mientras un policía blanco lo inmovilizaba con una rodilla en el cuello. “No puedo respirar”, se escucha decir al detenido en el vídeo de los hechos captado por un transeúnte.

 

McConnell sostuvo que se opuso a la iniciativa demócrata porque se centró más en la gestión del mandatario estadounidense en lugar de ahondar sobre el fondo de la cuestión de los motivos que han llevado a los agentes de seguridad a recurrir a la fuerza para contener unas protestas que se han desviado de su camino para convertirse violentas.

Por su parte, Schumer subrayó que los legisladores republicanos temerarios de una reacción de Trump, dado su creciente poder en el partido conservador, se han enfocado a no provocarle a pesar de que hay entre sus filas varios senadores que han refutado su retórica desafiante y divisoria frente a las protestas raciales surgidas en EE.UU. por el asesinato de Floyd. 

La Policía estadounidense ha reprimido brutalmente muchas de las protestas y ha detenido a miles de descontentos por la violencia, la brutalidad y los abusos de sus agentes cometidos contra las minorías étnicas de Estados Unidos. Además, Trump atiza aún más los ánimos tachando a los manifestantes de “matones” y amenazándolos con dar la orden de disparar.

krd/nsr/ktg/msf