• Soldados del Ejército de EE.UU. caminan mientras un helicóptero de la OTAN sobrevuela una base en Nangarhar (Afganistán), agosto de 2015. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 9 de junio de 2019 17:03

Cientos de soldados estadounidenses se prepararán en los próximos meses para ser enviados a Afganistán para asistir a una supuesta guerra contra el terrorismo.

Unos 400 efectivos del 1.º batallón de la Guardia Nacional de Wisconsin, 128.ª Infantería, serán desplegados en los próximos meses en Afganistán para tomar parte en la “Operación Centinela de la Libertad” que desarrolla Estados Unidos en el país centroasiático, según informó el sábado Tribune News Service.

“Operación Centinela de la Libertad” es el nombre oficial utilizado por el Gobierno estadounidense para referirse a la llamada “guerra mundial contra el terrorismo”, un pretexto bajo el cual Washington y sus aliados en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) invadieron Afganistán en 2001.

El 1.º batallón de la Guardia Nacional de Wisconsin, 128.ª Infantería, con sede en Eau Claire, en el estado de Wisconsin, y sus compañías subordinadas, que forman parte de la 32.ª ‘Flecha Roja’, equipo de combate de la Brigada de Infantería, serán enviados a Afganistán para proporcionar seguridad a las fuerzas de la coalición, liderada por EE.UU., que opera allí.

De acuerdo con los informes, la Guardia Nacional de Wisconsin ha participado en varios despliegues militares en todo el mundo, como la invasión de Irak en 2003, durante la cual decenas de miles de civiles iraquíes fueron asesinados, resultaron heridos, y fueron detenidos y torturados.

 

La invasión y ocupación de Afganistán, el conflicto militar más largo de toda la historia de Estados Unidos, aunque sacó del poder al grupo insurgente Talibán, no ha logrado restaurar la paz ni la seguridad en este país.

LEER MÁS: Pentágono admite que Afganistán se convierte en paraíso terrorista

LEER MÁS: Fuerzas de EEUU autorizan a Daesh a ingresar en Afganistán

Los ataques de la Alianza Atlántica contra supuestas posiciones terroristas han provocado un gran número de bajas civiles y en múltiples ocasiones han acabado con la vida de fuerzas de seguridad y soldados afganos.

El pasado 24 de abril, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) denunció que EE.UU. mata más civiles en Afganistán que el grupo Talibán. De acuerdo con el informe que el ente internacional elaboró al respecto, el conflicto afgano dejó un total de 1773 víctimas civiles, entre heridos y muertos, del 1 de enero al 31 de marzo.

Estados Unidos ha bloqueado, además, investigaciones de la Corte Penal Internacional (CPI) sobre los casos de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidios cometidos por sus efectivos en Afganistán.

ftm/anz/mtk/alg

Comentarios