• El presidente de, EE.UU., Donald Trump, habla en una rueda de prensa en Tokio, capital japonesa, 27 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 27 de mayo de 2019 5:37

El presidente de EE.UU., Donald Trump, insiste desde Japón en mantener diálogos con Irán, pero este país no confía en EE.UU.

El mandatario norteamericano, sin tener en cuenta la opinión de Irán, aventura este lunes desde Tokio, capital japonesa, que “a Irán le gustaría” dialogar con la Casa Blanca.

“Sí creo que a Irán le gustaría que hablemos y si quieren hablar, hablaremos […] Nadie quiere que ocurran cosas terribles, especialmente yo”, ha dicho el presidente estadounidense en medio de la creciente tensión que alienta contra el país persa en la región de Oriente Medio.

Con una mirada puesta en el primer ministro nipón, Shinzo Abe, que está preparando un viaje a Teherán, capital iraní, para posiblemente facilitar un diálogo entre Teherán y Washington, Trump ha recordado que el premier es “próximo” a las autoridades persas.

“El primer ministro ya habló conmigo sobre Irán […] Sé que el primer ministro y Japón tienen muy buena relación con Irán, así que veremos que ocurre”, añade el mandatario republicano.

Sí creo que a Irán le gustaría que hablemos. Y si quieren hablar, hablaremos […] Ya veremos que ocurre […] Nadie quiere que ocurran cosas terribles, especialmente yo”, dice el presidente de EE.UU., Donald Trump.

 

Ya antes, en una medida sin precedentes, la Casa Blanca se contactó con las autoridades suizas para compartir un número de teléfono con Irán con la esperanza de que Teherán se comunicara con Trump. El representante especial del Departamento de Estado de EE.UU. para Irán, Brian Hook, también ratificó en abril la disposición de su país a dialogar con la República Islámica.

EE.UU., a la vez que aumenta su retórica bélica contra Irán, le propone el diálogo. Teherán, teniendo en cuenta que Washington ha incumplido todos sus compromisos y cerrado todas las puertas a nuevas negociaciones, considera que su propuesta es una mala “broma”.

Irán subraya que la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (entonces integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) demuestra que Washington no es de fiar, por lo que descarta la posibilidad de sentarse de nuevo con ese país en una mesa de negociaciones.

No se sabe cuál es el motivo detrás de tanta insistencia para reabrir un canal de diálogo, dado que Trump hizo lo imposible para presionar y demonizar a Irán tras romper el 8 de mayo de 2018 con el pacto, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

ask/alg/nii/

Comentarios