• Una manifestación en apoyo a Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, Berlín, capital de Alemania, 2 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 24 de mayo de 2019 6:13
Actualizada: viernes, 24 de mayo de 2019 10:32

El portal de filtraciones WikiLeaks asegura que los cargos presentados por EE.UU. contra su fundador, Julian Assange, atentan contra la libertad de la expresión.

Con su decisión de presentar 17 cargos criminales contra Assange —que en total le darían 175 años de prisión al acusado—, asegura el portal de filtraciones, Washington atenta contra la libertad de expresión y también contra la Primera Enmienda de la Constitución de EE.UU., que defiende la libertad de expresión y la libertad de la prensa, entre otros casos.

“Esto es una locura, es el fin del periodismo sobre seguridad nacional y de la Primera Enmienda”, se lee en un tuit publicado el jueves por WikiLeaks, mientras que el editor en jefe de este portal de filtraciones, Kristinn Hrafnsson, arremete contra Estados Unidos por este fuerte ataque contra la libertad de prensa.

Del mismo modo, Hrafnsson catalogó la medida estadounidense como “el mal de la anarquía en su forma más pura” y recordó que con la presentación de los cargos Washington lanza, efectivamente, un “asalto extraterritorial flagrante” fuera de sus territorios nacionales y en contra de la soberanía y la democracia en Europa y el resto del mundo.

Esto es una locura, es el fin del periodismo sobre seguridad nacional y de la Primera Enmienda”, se lee en un tuit publicado por el portal de filtraciones WikiLeaks sobre los cargos presentados por parte de EE.UU. contra su fundador, Julian Assange.

 

Además, advirtió que con esta acción, la Administración de EE.UU. está enviando el mensaje de que ningún periodista en el mundo estará a salvo si llega a revelar crímenes e información secreta de Estados Unidos.

“Con esta acusación la Administración del presidente Donald Trump trata de hacer lo contrario [a lo que alberga la Primera Enmienda]: de paralizar la prensa y enviar el mensaje de que ningún periodista está a salvo de las represalias” de EE.UU., dijo.

La Policía británica arrestó el 11 de abril al activista, actuando en nombre de EE.UU., en la embajada de Ecuador en Londres, después de que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, le retirara a Assange el asilo político del que gozaba desde el año 2012, una medida ampliamente criticada a nivel global.

En estos momentos el fundador de WikiLeaks está encarcelado a la espera de su posible extradición a Estados Unidos, donde, según reportes, la Justicia estadounidense prepara cargos contra él que podrían acarrearle “varias décadas de prisión”.

hgn/ktg/tmv/rba

Comentarios