• El jefe del Comando Central de EE.UU. (Centcom), Joseph Votel, habla en una reunión en Kuwait, 12 de septiembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 16 de febrero de 2019 17:44
Actualizada: sábado, 16 de febrero de 2019 18:56

Washington debe seguir armando a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), en su mayoría integradas por kurdos, tras salir de Siria, dice un comandante de EE.UU.

El jefe del Comando Central de Estados Unidos (Centcom), Joseph Votel, subrayó el viernes que, tras la retirada de tropas estadounidenses de Siria, Washington debe continuar su apoyo armamentístico a los kurdo-sirios siempre que estos mantengan la presión contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

“Mientras luchen contra EIIL y continúen presionándolo, creo que me interesa que sigamos brindándoles los medios para hacerlo”, indicó Votel en una entrevista concedida a la agencia británica de noticias Reuters.

A pesar de las presiones de los países europeos, Estados Unidos ha anunciado que comenzará a retirar “en las próximas semanas” los 2000 efectivos que mantiene desplegados en Siria.

Mientras luchen contra EIIL y continúen presionándolo, creo que me interesa que sigamos brindándoles los medios para hacerlo”, indica el jefe del Comando Central de Estados Unidos (Centcom), Joseph Votel, sobre las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), compuestas en su mayoría por kurdos.

 

El general estadounidense manifestó, además, su esperanza de que la futura asistencia de EE.UU. a las FDS cambie después de que el grupo se apodere de los restos del territorio actualmente ocupados por terroristas de Daesh.

Estas declaraciones se producen mientras el respaldo estadounidense a las FDS en Siria ha provocado tensiones en las relaciones entre EE.UU. y Turquía, debido a que Ankara considera a esta milicia kurda como “terrorista” por sus estrechos vínculos con el grupo turco Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo).

Las autoridades turcas temen que el fortalecimiento de los kurdos en el norte de Siria dé alas a su propia insurgencia; no obstante, Washington sigue considerando a los kurdos un aliado indispensable para materializar sus intereses en el país árabe.

fmk/rba/nii/

Comentarios