• Milicias kurdo-árabes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y soldados de EE.UU. en Al-Darbasiyah (Siria), 4 de noviembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 2 de diciembre de 2018 15:17

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, advierte que el apoyo que brinda Estados Unidos a las milicias kurdas en Siria “es un juego muy peligroso”.

“Jugar la carta kurda es parte de lo que EE.UU. está haciendo al este del Éufrates y en otras zonas de Siria, donde mantiene grupos de operaciones especiales y asesores (…) es un juego muy peligroso, habida cuenta de lo espinosa que es la cuestión kurda en varios países de la región, no solo en Siria”, ha aseverado este domingo el ministro de Exteriores de Rusia.

En una entrevista concedida al canal Rossiya 1 al margen de la cumbre del G20 en Argentina, Lavrov también ha señalado que EE.UU. trata de justificar su presencia en el país árabe diciendo que es de carácter temporal.

Sin embargo, ha agregado, todos saben que lo que sucede en el este de Éufrates viola la integridad territorial de Siria. De hecho, el jefe de la Diplomacia rusa ha indicado que en esta zona “suceden casos inaceptables” por parte de Estados Unidos.

Jugar la carta kurda es parte de lo que EE.UU. está haciendo al este del Éufrates y en otras zonas de Siria, donde mantiene grupos de operaciones especiales y asesores (…) es un juego muy peligroso, habida cuenta de lo espinosa que es la cuestión kurda en varios países de la región, no solo en Siria”, advierte el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

 

“EE.UU. intenta formar allí estructuras cuasi estatales, invierte cientos de millones de dólares en equipar estas áreas (…) pero se niega a restaurar la infraestructura en los territorios controlados por el Gobierno sirio”, ha subrayado Lavrov.

El pasado lunes un portavoz militar estadounidense informó de que Washington envía unos 300 camiones con armas, misiles, obuses y ametralladoras a sus aliados kurdos en Siria.

La expansión de la presencia militar de EE.UU. en Siria parece contradecir, por otra parte, afirmaciones que hiciera a principios de este año el presidente estadounidense, Donald Trump, quien dijo que quería retirar sus tropas de Siria rápidamente.

En agosto, el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH) informó de operaciones en curso de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe) para ampliar tres bases de Estados Unidos en el noreste y noroeste de Siria.

ftn/anz/rba/hnb

Comentarios