• Efectivos rusos junto a una unidad de sistema antiaéreo S-300.
Publicada: sábado, 6 de octubre de 2018 10:07

Rusia ha completado la entrega de sus sistemas antiaéreos S-300 a Siria, confirmó el jefe del Comando Central de Estados Unidos (Centcom), Joseph Votel.

La finalización del envío ruso de 49 unidades de los sistemas S-300 a Siria lo constató el jueves Votel ante periodistas en la sede del Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono), tal y como anunciara el martes el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu.

Moscú decidió en septiembre entregar los S-300 a las Fuerzas Armadas de Siria, casi cinco años después de suspender ese suministro a petición del régimen de Israel. Esta decisión se adoptó a raíz del reciente derribo de un avión de reconocimiento ruso Ilyushin Il-20 cerca de la costa siria, en la provincia de Latakia, del que Moscú culpa a los pilotos de los cuatro F-16 israelíes que estaban operando en la zona.

“Creemos que ese sistema (antiaéreo S-300) se ha trasladado (completamente) a Siria”, sostuvo el alto mando militar estadounidense que, no obstante, rehusó a dar detalle de la ubicación de estos mecanismos de defensa en el país árabe.

Hablando con los reporteros, Votel sugirió que el despliegue del S-300 no tiene “nada que ver” con la misión de Rusia en su apoyo al Gobierno de Siria en la lucha contra el terrorismo, en particular, contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Creemos que ese sistema (antiaéreo S-300) se ha trasladado (completamente) a Siria”, aseveró el jefe del Comando Central de Estados Unidos (Centcom), Joseph Votel, en relación al despliegue de 49 unidades de estos sistemas rusos S-300 al país árabe.

 

A su juicio, este despliegue es un esfuerzo de Moscú para “encubrir las actividades” de los asesores militares iraníes en Siria. Pese a esta toma de posición, Irán desplegó a sus asesores castrenses a petición expresa de la Presidencia siria, presidida por Bashar al-Asad, para que instruyan únicamente a los efectivos sirios en su lucha antiterrorista.  

En última instancia, Votel destacó que EE.UU. estaba muy consciente de las capacidades del S-300 y la “amenaza potencial” que puede plantearles este sistema de defensa antiaérea.

Tras agregar que el Centcom continuaría operando en el terreno tal y como la ha estado realizando hasta ahora en la zona, aseguró que, no obstante, coordinará sus actividades con el centro de operaciones de las Fuerzas de la Federación Rusa para evitar errores de cálculo que conduzcan a males mayores.

krd/ktg/mtk/hnb

Comentarios