• El subsecretario de Estado de EE.UU., John Sullivan, compareciendo ante la prensa en una cumbre del G-7 en Toronto (Canadá), 23 de abril de 2018.
Publicada: domingo, 20 de mayo de 2018 21:06
Actualizada: domingo, 20 de mayo de 2018 22:15

Los Estados Unidos de América no reconocerán los resultados de las elecciones presidenciales que se están celebrando este domingo en la República Bolivariana de Venezuela, ha anunciado en una rueda de prensa el subsecretario de Estado del país norteamericano, John Sullivan.

Washington está además reflexionando sobre la posibilidad de imponer embargos al sector petrolero venezolano, ha dado a conocer el alto funcionario, que ha anticipado también que las autoridades estadounidenses plantearán posibles respuestas al proceso electoral venezolano este mismo lunes en la cumbre del G20 de Buenos Aires (capital argentina).

De hecho, el Gobierno de EE.UU. ya ha impuesto “sanciones” a Caracas y a dirigentes venezolanos de alto rango, además de adoptar diversas medidas para debilitar la economía del país sudamericano y obstaculizar el acceso al crédito del Gobierno de Venezuela y su compañía petrolera, Petróleos de Venezuela (PDVSA) a través de mercados y entidades estadounidenses.

El viernes, el Departamento del Tesoro de EE.UU. puso en su lista de sanciones al vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, así como a su esposa, Marleny Contreras —ministra de Turismo—, y su hermano José David Cabello —superintendente del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria—.

La anterior tanda de embargos de la Administración estadounidense estaba reciente: el 7 de mayo, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) estadounidense había colocado en su lista negra a 20 empresas y 3 ciudadanos venezolanos, acusándolos de narcotráfico.

 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro —quien se postula en los comicios de este domingo a un segundo mandato de 6 años—, ha denunciado en numerosas ocasiones confabulaciones del Gobierno estadounidense, junto a grupos de oposición, para acabar con “la estabilidad, la paz y la democracia” reinantes en el país.

Sus detractores, por su parte, acusan al mandatario de negligencia en la gestión económica y le atribuyen tendencias autoritarias, pese a lo cual sondeos recientemente publicados han pronosticado una victoria de Maduro en las votaciones en curso, frente al principal rival de oposición, Henri Falcón, del partido Avanzada Progresista (AP).

Además de Maduro y Falcón, concurren al proceso el pastor evangélico Javier Bertucci, del Movimiento Esperanza para el Cambio, y el ingeniero Reinaldo Quijada, del partido Unidad Política Popular 89 (UPP89), mientras que las fuerzas políticas integradas en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) boicotean lo que consideran “un show.

mla/rha/alg/hnb

Comentarios