• Un grupo de soldados de EE.UU. durante un ejercicio militar multinacional conjunto en una base militar en la capital de Georgia, 30 de julio de 2017.
Publicada: martes, 1 de mayo de 2018 17:48
Actualizada: martes, 1 de mayo de 2018 18:27

El Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono) ha confirmado que está mejorando sus equipos militares y observando a sus fuerzas a fin de preparase para hacer frente a sus rivales, es decir, a superpotencias como Rusia o China, en una presunta guerra de “alto nivel” en el futuro.

“Nuestros competidores estratégicos son China y Rusia, y debemos estar preparados para un enfrentamiento de alto nivel con ellos en el futuro”, ha afirmado este martes Mark Esper, secretario del Ejército estadounidense en el Pentágono.

En un discurso ofrecido ante el Consejo Atlántico, un laboratorio de ideas (Think Tank) estadounidense especializado en el campo de los asuntos internacionales, Esper ha recordado que su país ha salido de muchos años de duros conflictos.

Sin embargo, ha destacado que “el futuro es incierto” y que está en marcha “una era de gran competitividad por el poder” en el mundo.

Este anuncio sobre la preparación de EE.UU. coincide con la escalada de tensiones que mantiene con Moscú, por un lado, y con Pekín, por el otro, por ciertas discrepancias sobre temas internacionales, así como por las provocaciones de Washington hacia ambos países.

Nuestros competidores estratégicos son China y Rusia, y debemos estar preparados para un enfrentamiento de alto nivel con ellos en el futuro”, ha afirmado Mark Esper, secretario del Ejército estadounidense.

 

Por tal objetivo, ha explicado Esper, el Ejército estadounidense observará a sus fuerzas, se equipará con mejores armamentos y publicará un documento de estrategia en las próximas semanas, que describirá la fuerza de combate estadounidense en 2028.

Dicho documento, ha proseguido el titular estadounidense, enfatizará tecnologías como la hipersónica, la inteligencia artificial, la robótica y las armas de energía dirigida, que conformarán la base de las fuerzas de EE.UU.

Así, el Ejército estadounidense será capaz de observar todas las amenazas por aire y por tierra, así como desde el espacio exterior y el espacio cibernético. “Estaremos bajo una constante amenaza y debemos aprender a luchar”, ha concluido.

bhr/anz/myd/rba

Commentarios