• El director de la Inteligencia Nacional de EE.UU., Dan Coats, ofrece un informe al Comité de Inteligencia del Senado, 13 de febrero de 2018.
Publicada: jueves, 15 de febrero de 2018 1:36
Actualizada: jueves, 15 de febrero de 2018 2:44

Estados Unidos considera a China una amenaza que supera, incluso, a Corea del Norte, por ser uno de los principales países causantes de las tensiones en el Sudeste Asiático debido a su apoyo táctico a Pyongyang, y por sus disputas territoriales en el mar de la China Oriental y el mar de la China Meridional.

En un informe leído el martes ante el Comité de Inteligencia del Senado, el director de Inteligencia Nacional de EE.UU. (DNI, por sus siglas en inglés), Dan Coats, se expresó así advirtiendo de que China y Rusia buscarán esferas de influencia para controlar la presencia de Estados Unidos en sus regiones.

“Mientras tanto, la incertidumbre de los aliados de Estados Unidos y sus socios sobre la disposición y la capacidad de los Estados Unidos para mantener sus compromisos internacionales puede llevarlos a considerar la reorientación de sus políticas, particularmente respecto al comercio, lejos de Washington”, alertó Coats.

Asimismo, en otra parte de su intervención, el destacado funcionario estadounidense avisó de “la posibilidad de que se produzca una sorpresa en el ámbito cibernético”, de parte de, según señaló, Rusia, China, Corea del Norte e Irán. “Francamente, Estados Unidos está siendo atacado (…) Bajo el ataque de entidades que usan la cibernética”, subrayó.  

Mientras tanto, la incertidumbre de los aliados de Estados Unidos y sus socios sobre la disposición y la capacidad de los Estados Unidos para mantener sus compromisos internacionales puede llevarlos a considerar la reorientación de sus políticas, particularmente respecto al comercio, lejos de Washington”, dijo el director de Inteligencia Nacional de EE.UU., Dan Coats.

 

Este informe ve la luz mientras Pekín ha intentado hallar una salida dialogada para las disputas territoriales que mantiene con sus vecinos y ha acusado repetidamente a países ajenos a la región, en particular a Estados Unidos, de tratar de agravar las tensiones en el mar del Sur de China enviando allí buques de guerra so pretexto de ejercer su derecho a la libertad de navegación.

Ante esta situación, el sábado, la revista estadounidense The National Interest sugirió que Washington “podría concentrarse en la amenaza equivocada” y, mientras se halle centrado en esto, China podría usar su “arma más mortífera”, es decir, “su percepción de cuán vulnerable es el sistema nervioso militar de Estados Unidos”.

De todos modos, en el informe, Paquistán tampoco pasó desapercibido, ya que Coats ha vuelto a acusar a este país de haber dado refugio a terroristas y milicianos. Además, aseguró que Islamabad, “en un acercamiento a China”, está expandiendo su arsenal de armas nucleares tácticas a través de misiles de crucero lanzables desde aviones y embarcaciones, así como de misiles balísticos de intermedio y gran alcance.

aaf/anz/mjs/rba

Comentarios