• El presidente de EE.UU., Donald Trump, ofrece un discurso en Hialeah, Florida, 16 de abril de 2018.
Publicada: miércoles, 18 de abril de 2018 1:29
Actualizada: viernes, 27 de abril de 2018 5:22

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, ha insistido este martes en que el Congreso debe “aprobar rápidamente” una corrección de la ley para que el gobierno pueda expulsar a los inmigrantes que perpetren crímenes, y así mantener seguro su país. 

“Es una crisis de seguridad que solo puede ser solucionada por el Congreso. La Cámara (de Representantes) y el Senado deben aprobar rápidamente una corrección legislativa para garantizar que los extranjeros criminales violentos pueden ser sacados de nuestra sociedad. Mantened América segura”, ha escrito Trump en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.

La controversia sobre la deportación de migrantes se agudizaron en EE.UU., cuando un tribunal de ese país emitió un fallo en respaldado a James Garcia Dimaya, un inmigrante legal de Filipinas condenado por robo en California.

Trump en reacción aduce: “La decisión del tribunal significa que el Congreso debe cerrar los agujeros que bloquean la retirada de los extranjeros criminales violentos”.

Es una crisis de seguridad que solo puede ser solucionada por el Congreso. La Cámara (de Representantes) y el Senado deben aprobar rápidamente una corrección legislativa para garantizar que los extranjeros criminales violentos pueden ser sacados de nuestra sociedad. Mantened América segura”, insiste el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La decisión del Tribunal Supremo podría, de hecho, restringir la capacidad del Gobierno para acelerar la expulsión de inmigrantes con historial delictivo.

El magnate neoyorquino, desde su llegada a la Casa Blanca, ha adoptado medidas contra los inmigrantes, habla incluso de militarizar la frontera de EE.UU. con su vecino sureño México para evitar la migración.

Estas restricciones han generado un aluvión de protestas en el país norteamericano. Los oponentes a Trump argumentan que las medidas del jefe de Estado son “racistas” y violan los derechos constitucionales de los migrantes y sus familiares.

mpm/hnb/nii/

Comentarios