• El consejero estadounidense de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, da un discurso en Washington, 13 de diciembre de 2017.
Publicada: viernes, 5 de enero de 2018 19:17
Actualizada: viernes, 5 de enero de 2018 21:14

El consejero presidencial estadounidense de Seguridad Nacional, Herbert Raymond McMaster, afirma que Moscú busca crear problemas a Washington con el apoyo que brinda a Teherán y advierte de que ese respaldo le supondrá ‘un costo enorme’.

“¿Cómo puede ser de interés para Rusia ayudar a dar poder a Irán desde Oriente Medio? (…) Van a pagar un precio enorme por ello”, dijo el miércoles el asesor de Seguridad Nacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sin aclarar cuáles pueden ser esas consecuencias.

En una entrevista concedida a la cadena televisiva gubernamental Voice of America (“Voz de Estados Unidos”, VoA en sus siglas en inglés), el general consideró que Rusia está actuando en contra de sus propios intereses al “dar cobertura y apoyo” a lo que llama “inicuos proyectos” de Irán en todo el suroeste de Asia.

Todo ello tiene como objetivo molestar a Washington y a sus aliados europeos, agregó el alto mando militar estadounidense, que llamó por ello a hacer frente al “comportamiento desestabilizador de Rusia”.

“Todos los Estados y, sin duda, todos los Estados árabes deben reconocer lo que ha estado haciendo Rusia, que debería pagar el precio en materia de reputación y de acceso a la región por lo que hace para capacitar a Irán y hacer posibles sus actividades, muy destructivas”, añadió.

¿Cómo puede ser de interés para Rusia ayudar a dar poder a Irán desde Oriente Medio? (…) Van a pagar un precio enorme por ello”, advierte el consejero presidencial estadounidense de Seguridad Nacional, Herbert Raymond McMaster.

 

Últimamente varias ciudades de Irán han sido escenario de protestas por la situación económica y la carestía de la vida, que en algunos casos han terminado en actos de sabotaje y violencia que, según la Fiscalía General del país persa, tienen su origen en una conspiración contra Teherán del triángulo formado por Estados Unidos, Arabia Saudí y el régimen israelí. 

En esta situación, la embajadora estadounidense ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, solicitó una reunión para hoy viernes para debatir las protestas de Irán, solicitud que finalmente ha recibido el aval del Consejo de Seguridad.

En respuesta, Rusia entre otros muchos países ha rechazado toda intervención en Irán de Estados Unidos, cuyo presidente apoya abiertamente a los elementos que convirtieron en actos violentos las protestas por la situación económica.

fmk/mla/aaf/rba