• El exembajador de EE.UU. ante las Naciones Unidas, John Bolton, en Maryland, 24 de febrero de 2017.
Publicada: miércoles, 8 de noviembre de 2017 10:45
Actualizada: miércoles, 8 de noviembre de 2017 19:16

Un exdiplomático estadounidense dice que la Casa Blanca debería planear una contingencia si se repite un escenario similar al del Shah de Irán en Arabia Saudí.

El exembajador de EE.UU. ante las Naciones Unidas, John Bolton (2005-2006), afirmó el martes en una entrevista concedida a la cadena local Fox que la Casa Blanca debería tener un plan de contingencia en el caso de que volviera a repetirse un similar “escenario del Shah (Mohamad Reza Pahlavi) de Irán” en Oriente Medio.

Bolton hizo estas declaraciones luego de que en Arabia Saudí se iniciara una “purga anticorrupción” llevada a cabo por el príncipe heredero al trono, Mohamad Bin Salman, por ordenar la detención de varios altos cargos saudíes incluido al multimillonario príncipe Walid bin Talal, quien en dos ocasiones salvó de quiebra financiera al mismísimo presidente de EE.UU., Donald Trump.

Hay informes que ven a estos arrestos como un intento de eliminar a los rivales del príncipe heredero.

El exfuncionario se refirió a la actual inestabilidad que existe en la región del Golfo Pérsico, en especial, mencionó la crisis abierta entre los países regionales en contra de Catar, con el que Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin, rompieron relaciones diplomáticas en junio, y para restaurarla, le exigieron cortar sus lazos con Irán y cerrar una base militar que Turquía tiene en este país.

 

Por otra parte, Riad y sus aliados han prestado apoyo económico y logístico a diferentes grupos terroristas en Siria e Irak, como Daesh (acrónimo del EIIL en árabe) o Frente Al-Nusra (autodenominado Frente Fath Al-Sham) vinculado a Al-Qaeda. En contra de sus deseos, dichos esfuerzos han quedado en un fracaso estrepitoso.

Asimismo, Arabia Saudí acusa a Irán de apoyar al movimiento popular Ansarolá en Yemen, donde Riad lleva a cabo una agresión desde 2015.

“No hay duda de que los iraníes están preparándose, y Arabia Saudí y otros países del Golfo Pérsico están muy preocupados, y tienen que preocuparse”, subrayó Bolton que a su juicio, el conflicto entre los Estados del Golfo Pérsico y Catar y Yemen, devendrían en nuevas acciones militares.

Asimismo, pronosticó que la previsible escalada de tensiones en el Oriente Medio impactaría en los precios mundiales del petróleo y, por ende, los mercados internacionales y los países deberían estar preparados antes tal situación.

Esto sucede, mientras los saudíes, en un intento de mejorar sus arcas por la caída del precio del petróleo, se aventuran en contiendas regionales.

krd/ktg/msf

Comentarios