• Tropas estadounidenses durante un ejercicio militar en la frontera surcoreana, 13 de septiembre de 2012.
Publicada: sábado, 5 de agosto de 2017 22:08

La Casa Blanca está sopesando la posibilidad, entre otras opciones, de ‘declarar una guerra’ contra Pyongyang ante sus ensayos misilísticos y nucleares.

Así lo ha confirmado este sábado el consejero presidencial estadounidense de Seguridad Nacional, Herbert Raymond McMaster, para luego destacar que este plan podría llevarse a cabo en el caso de que se confirme que el país norcoreano es capaz de lanzar un arma nuclear que alcance Estados Unidos.

“¿Me está preguntando si estamos preparando planes para una guerra preventiva? Sí, si se demuestra que poseen armas nucleares que puedan amenazarnos”, ha sostenido McMaster a la cadena local NBC.

Desde el punto de vista del presidente Donald Trump, un supuesto ataque de Pyongyang contra el territorio norteamericano es “intolerable”, así que el Gobierno de Estados Unidos aporta “todas las opciones posibles y ello incluye una opción militar”, ha explicado el funcionario estadounidense.

¿Me está preguntando si estamos preparando planes para una guerra preventiva? Sí, si se demuestra que poseen armas nucleares que puedan amenazarnos”, dice el consejero presidencial estadounidense de Seguridad Nacional, Herbert Raymond McMaster, a la cadena estadounidense NBC.

 

En este contexto, ha reiterado que su país prefiere solventar este problema sin tener que recurrir a “una guerra muy costosa”, pero ha aseverado que “es imposible exagerar el peligro que representa Corea del Norte”.

El lunes, dos funcionarios de la Inteligencia de EE.UU. admitieron que la última prueba de Corea del Norte de un misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) mostró que este país asiático ya es capaz de atacar, con misiles intercontinentales, la mayor parte del territorio estadounidense.

Pese a las sanciones que le ha impuesto Washington, Pyongyang insiste en el desarrollo de armas nucleares y sus ensayos de misiles con el fin de reforzar su estrategia de defensa ante la hostilidad, las amenazas de guerra y los movimientos belicistas de Washington, en particular, las maniobras militares conjuntas que realiza con Corea del Sur.

fdd/ktg/ask/hnb

Comentarios