• Un cartel exhibido en La Habana, capital de Cuba, antes de la visita del presidente de EE.UU., Barack Obama, a la isla, 20 de marzo de 2016.
Publicada: viernes, 10 de abril de 2015 23:36
Actualizada: sábado, 9 de septiembre de 2017 5:37

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha asegurado este viernes que su país ya no puede interferir libremente en los asuntos internos de los Estados de América Latina, puesto que esa era había llegado a su fin.

Los días en que nuestra agenda en este hemisferio tan a menudo presumía que los Estados Unidos podría inmiscuirse con impunidad, ya han pasado.

"Los días en que nuestra agenda en este hemisferio tan a menudo presumía que los Estados Unidos podría inmiscuirse con impunidad, ya han pasado", ha reconocido el mandatario estadounidense durante su intervención en la  VII Cumbre de Las Américas, que se desarrolla este viernes y el sábado en Panamá.

Estas declaraciones por parte del mandatario estadounidense se producen un día antes de su presunto encuentro informal con el presidente cubano, Raúl Castro.

En este sentido, y tras referirse a las venideras conversaciones Cuba-EE.UU., Obama ha afirmado que su país "no se impondrá" en los diálogos y aunque es muy posible que durante el proceso de conversaciones bilaterales para normalizar las relaciones se encuentren "desacuerdos", se siente optimista de que "las cosas mejoren para los cubanos".

El 17 de diciembre de 2014, Cuba y Estados Unidos anunciaron el inicio de un proceso para normalizar las relaciones diplomáticas, después de más de medio siglo de distanciamiento debido a la victoria de la Revolución Cubana, 1 de enero de 1959.

A pesar de los alegatos estadounidenses en cuanto a la finalización de la época de interferencia norteamericana en la región y en medio de los esfuerzos para restablecer las relaciones con Cuba, Obama ordenó el pasado 9 de marzo una nueva tanda de sanciones contra funcionarios venezolanos y declaró a Caracas “una amenaza” para la seguridad nacional de EE.UU.

Destacar que posteriormente, los países miembros de Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), amén de unificar su voz contra las interferencias de Estados Unidos en los asuntos internos de Venezuela, abordaron las medidas del bloque regional ante las nuevas sanciones de la Casa Blanca contra Caracas.

mpv/ctl/nal