• Vista de la mesa de diálogo entre líderes indígenas y el Gobierno de Ecuador, Quito, 09 de septiembre de 2022-
Publicada: sábado, 10 de septiembre de 2022 9:22

Un líder indígena en los diálogos con el Gobierno de Ecuador subrayó que continúan sin resolverse algunos puntos de la agenda acordada, tras las protestas sociales de junio.

Leonidas Iza, líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), especificó a la prensa el viernes que “no se ha avanzado mayor cosa realmente no se ha avanzado en el tema petrolero y en el tema minero”.

Iza hizo esta valoración, la misma jornada en que los representantes del Gobierno de Ecuador y los líderes de las tres agrupaciones indígenas participantes en estas conversaciones firmaron un acta sobre el tema de energía y recursos naturales. 

En cuanto al tema de petróleo, se declaró una moratoria temporal en el desarrollo de 15 bloques petroleros y suspender nuevos contratos mineros hasta que se establezca una ley sobre consultas comunitarias previas. La medida estará vigente al menos 12 meses o hasta que se cuente con la ley de consulta previa, libre e informada, con aportes de líderes indígenas, que buscan desde el principio detener la expansión petrolera y minera, una auditoría y reparación integral por daños socioambientales, la protección de fuentes de agua y la consulta previa.

En el sector minero, el Gobierno se comprometió en suspender la entrega de títulos mineros y licencias ambientales para el inicio de nuevas actividades en el sector hasta contar con las normativas necesarias.

A su vez, el ministro de Energía y Minas, Xavier Vera, declaró a periodistas que las mesas están funcionando, aunque reconoció que ha habido “acuerdos y también desacuerdos, pero eso es el diálogo”, adujo.  

En efecto, el compromiso fue cerrar el viernes, 9 de septiembre, las mesas de diálogo que quedaban abiertas; es decir, focalización de subsidios a los combustibles, control de precios, fomento productivo y energía y recursos naturales. Sin embargo, las tres últimas volvieron a reinstalarse, aunque hubo la firma de un acta con los acuerdos y desacuerdos. Las 5 mesas restantes se instalarán el próximo lunes hasta el 12 de octubre.

¿Por qué se formaron las mesas de diálogos?

Todo empezó el 13 de junio cuando las comunidades indígenas dejaron sus regiones para marchar a las ciudades, incluida Quito, la capital, a fin de pedir una serie de reivindicaciones sociales y económicas al Gobierno del presidente conservador Guillermo Lasso. A estas protestas se sumaron diversos gremios y se mantuvieron durante varias semanas, dejando al menos ocho muertos y afectando severamente a la industria petrolera. Las protestas obligaron a recortar de forma inmediata los precios de la gasolina y el diésel, los subsidios a los fertilizantes y otras medidas que, según el Gobierno, costarán cientos de millones de dólares.

Los manifestantes indignados ante la inacción del Gobierno empezaron a pedir la dimisión de Lasso, quien puso fin el 30 de junio a las protestas, proponiendo la apertura de un diálogo de 90 días con líderes indígenas de tres grupos para discutir las demandas.

ncl/mkh