• Correa: Moreno entregó a EEUU a Assange por apoyo financiero
Publicada: jueves, 11 de abril de 2019 21:00
Actualizada: viernes, 12 de abril de 2019 5:44

El expresidente de Ecuador Rafael Correa señala que Lenín Moreno ha entregado a EE.UU. ‘la cabeza de Assange’ a cambio de recibir apoyo financiero.

En una entrevista exclusiva concedida este jueves a HispanTV, Correa ha abordado la decisión del presidente Lenín Moreno de retirar el asilo diplomático del activista Julian Assange, fundador de Wikileaks, y el inmediato arresto del activista por la Policía del Reino Unido.

Correa recordó que una semana después de que Moreno asumiera la Presidencia del país, el 24 de mayo de 2017, se reunió con Paul Manafort, quien fuera exjefe de campaña del presidente de EE.UU., Donald Trump, tan solo seis días después la reunión fue con la intención de anunciar su intención de privatizar las empresas ecuatorianas, “contrario a nuestro programa de gobierno”, pero sobre todo para “ofrecer la cabeza de Assange”, dijo.

 “Según testimonio de gente que participó en esa reunión en Ecuador, Lenín Moreno ofrece al Gobierno estadounidense a Julian Assange a cambio que EE.UU. le de apoyo financiero como efectivamente ha ocurrido. Firmó hace pocos meses, semanas, un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y para eso debe de tener permiso de EE.UU.”, ha indicado.

Desde el primer día la intención de Moreno era entregar a Julian Assange, esto se confirmó con la visita del vicepresidente de EE.UU. Mike Pence, en 2018, al Ecuador, “donde servilmente Moreno se compromete, entre otros, a cooperar para aislar a Venezuela, para dejar en impunidad a Chevron, la compañía petrolera que había contaminado media selva, y para entregar a Julian Assange”, ha señalado.

Correa, que reside en Bélgica desde 2017, subraya que Moreno, independientemente de las últimas revelaciones de Wikileaks sobre la corrupción de su familia, iba a expulsar en todo caso a Assange. “Assange ya estaba condenado”, ha lamentado.

Según testimonio de gente que participó en esa reunión en Ecuador, Lenín Moreno ofrece al Gobierno estadounidense a Julian Assange a cambio que EE.UU. le de apoyo financiero como efectivamente ha ocurrido. Firmó hace pocos meses, semanas, un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y para eso debe de tener permiso de EE.UU.”, dijo el expresidente ecuatoriano Rafael Correa.

 

“Pero lo que descontrola a moreno, porque querían una salida lenta, le ponen condiciones imposibles de cumplir hasta que ponen un reglamento al gato de Assange, lo aíslan, le cortan el internet, pero ya se perdió la cabeza Moreno en su desesperación a finales de marzo, cuando Wikileaks publica los llamados INA Papers, filtraciones que demuestran la corrupción de Moreno y su familia”.

De hecho, agrega Correa, Assange no tenía nada que ver con eso, pero como Moreno lo relaciona al caso, como venganza, lo saca de la sede diplomática ecuatoriana en Londres y lo entrega a las autoridades británicas.

Correa denuncia que el actual Gobierno de Quito ha roto la Constitución del país al extraditar a un ciudadano ecuatoriano, lo cual está prohibido por el estatuto del país andino.

Saben que todo es ilegal, “se ha roto con la soberanía del país al permitir entrar una Policía extranjera en suelo ecuatoriano se ha roto con todo. Vendrán juicios contra esta gente” que “han sacrificado la vida de Julian Assange”, ha efectuado.

Correa insiste en que Moreno “es un tipo enfermo, enfermo en alma, enfermo psicológicamente, es un traidor, es cínico, es corrupto, es mentiroso compulsivo”.

“Lo de Lenín Moreno es la mayor traición en la historia de Ecuador y de Latino América. Se vendió totalmente. Tiró a la basura el plan de gobierno, por lo que la gente había votado. Empezó a destruir todo lo que habíamos hecho por enfermo, es algo patológico. Estamos ante el traidor más grande de la historia de Ecuador y probablemente de América Latina”, condena.

“Estamos frente a uno de los actos más vergonzosos de la historia de humanidad que pasará a los canales de la historia planetaria como algo realmente indignante una traición sin precedentes, la entrega de un asilado a sus verdugos”, indica.

Assange se encontraba recluido en la embajada de Ecuador en Londres desde 2012, cuando pidió asilo a la legación diplomática del país latinoamericano para evitar su extradición a Suecia, que entonces solicitaba su entrega por presuntos delitos sexuales.

Aunque el caso en Suecia se archivó, Assange permaneció recluido en la legación por temor a que su salida activara la petición de extradición de EE.UU. y con ello su inmediato encarcelamiento.

mjs/sjy/rba

Comentarios