• El presidente de Ecuador, Rafael Correa.
Publicada: sábado, 5 de marzo de 2016 21:46
Actualizada: martes, 8 de marzo de 2016 0:19

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha defendido este sábado la inocencia del exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva con respecto a las denuncias de corrupción contra este último.

"Estoy seguro que él no tiene nada que ver en los escándalos de los que se los acusa, pero si quieren investigar que lo hagan con el debido proceso, pero se ha querido humillar", ha dicho Correa durante su discurso semanal de radio y televisión.

El presidente ecuatoriano ha criticado que la Policía Federal brasileña allanara la mañana del viernes la casa de Lula, quien gobernó entre 2003 y 2010, y lo llevara bajo custodia a declarar tras ser sospechoso de delitos de corrupción y lavado de dinero en el caso de la petrolera estatal Petrobras.

Estoy seguro que él no tiene nada que ver en los escándalos de los que se los acusa, pero si quieren investigar que lo hagan con el debido proceso, pero se ha querido humillar", ha dicho el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

"Todo nuestro respaldo y de nuestro abrazo solidario a ese queridísimo compañero Inacio Lula da Silva", ha afirmado Correa al criticar la forma como la fuerza pública procedió para tomar la declaración del exmandatario brasileño "cuando si lo llamaban (...) Lula iba a acudir al interrogatorio", ha dicho.

Asimismo ha asegurado que ese suceso posiblemente forma parte de una persecución de los grupos conservadores de la región contra los gobiernos progresistas de América Latina.

Además ha lamentado, a su juicio, la existente "persecución a los líderes progresistas" para luego advertir sobre "una restauración conservadora terrible, articulada nacional e internacionalmente, que no le importa quebrar a los países con boicot económico, con desinformación", aunque ha asegurado que podrá haber retrocesos en el progreso en Latinoamérica pero que el pasado nunca volverá a este continente.

Desde el viernes cuando la policía llevó a Lula da Silva para interrogarlo, varias autoridades, entre ellas, la actual mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, han manifestado su solidaridad con el expresidente brasileño y han condenado la actuación policial.

aaf/ktg/nal

Comentarios