• La refinería china Sinopec.
Publicada: sábado, 8 de septiembre de 2018 15:12
Actualizada: lunes, 10 de septiembre de 2018 9:06

China aumentó a 874 000 barriles por día sus importaciones de petróleo iraní en agosto, desatendiendo la exigencia de EE.UU. de no comprar crudo a Irán.

El gigante asiático batió durante el mes pasado el récord de importación de petróleo de Irán, informó ayer viernes Platts, medio de referencia mundial sobre mercados energéticos. China había alcanzado su último récord en abril de 2018 con 803 000 barriles por día, según datos de la Administración General de Aduanas de Pekín.

De enero a agosto de 2018, China ha importado 165,57 millones de barriles, es decir el 72 % del total de sus adquisiciones de crudo iraní durante todo el año 2017, cuando Pekín compró 229,99 millones de barriles.

Desde que el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció en mayo la salida de su país del acuerdo nuclear multilateral con Irán, Washington ha estado amenazando con imponer restricciones a cualquier país que compre petróleo al país persa. A partir de noviembre entrarán en vigor sanciones estadounidenses al sector petrolero iraní.

No obstante, las refinerías chinas Sinopec y PetroChina han dicho al proveedor de información estadounidense que no permitirán que las sanciones norteamericanas afecten a sus compras de crudo iraní.

“Dado que tenemos obligaciones de desempeño en virtud de nuestros contratos relativos a Irán de 2018, estamos obligados a seguir (comprando petróleo iraní)”, han explicado a Platts responsables de alto rango de Sinopec.

Dado que tenemos obligaciones de desempeño en virtud de nuestros contratos relativos a Irán de 2018, estamos obligados a seguir (comprando petróleo iraní)”, han dicho responsables de alto rango de la empresa petrolera china Sinopec, rechazando la exigencia de EE.UU. de no comprar crudo a Irán.

 

Un ejecutivo de Sinopec dijo la semana pasada que el negocio de la compañía se vería afectado si tuviera que suspender las importaciones desde Irán. La dependencia de Sinopec del crudo iraní, dijo, es “natural”, porque muchas refinerías chinas están configuradas para procesar petróleo iraní, rico en aromáticos.

El gigante asiático ha rechazado en múltiples ocasiones las “sanciones unilaterales” de EE.UU. y ha asegurado que no cederá a las presiones para dejar de comprar petróleo iraní.

Además de China, Turquía también ha dicho que no se someterá al embargo petrolero antiraní. Otros países como Japón y La India han estado tratando de obtener exenciones de las restricciones estadounidenses.

ftm/mla/snz/rba

Comentarios