• El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hosein Amir Abdolahian.
Publicada: lunes, 13 de septiembre de 2021 23:15
Actualizada: martes, 14 de septiembre de 2021 0:51

Irán deja claro que los diálogos para reactivar el pacto nuclear firmado en 2015 deben garantizar los derechos del pueblo iraní y llevar a resultados tangibles.

“Aunque el decimotercer Gobierno [de Irán], al comienzo de su trabajo, está consultando internamente sobre cómo continuar las conversaciones de Viena [para la reactivación del acuerdo nuclear], da la bienvenida a las negociaciones que tengan resultados tangibles y cumplan los derechos e intereses del pueblo [iraní]”, ha afirmado este lunes el canciller iraní, Hosein Amir Abdolahian, en una llamada telefónica con su par británico, Dominic Raab.

Hasta el momento, se han celebrado seis rondas de diálogos en Viena (la capital de Austria) con el objetivo de revitalizar el pacto nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés). Estas negociaciones se han enfrentado a una larga pausa de tres meses tras las elecciones presidenciales iraníes que llevaron a Seyed Ebrahim Raisi al poder.

Durante su conversación, Amir Abdolahian también ha destacado la importancia de que el Gobierno británico adopte medidas que fomenten la confianza para resolver algunos problemas pendientes en las relaciones mutuas, enfatizando que las medidas “constructivas y prácticas” de Londres a este respecto serán bien recibidas por la República Islámica de Irán.

También, ha puesto su esperanza en que se eliminen todas las sanciones ilegales que han impuesto Estados Unidos y sus aliados occidentales contra el país persa.

Por otro lado, el ministro iraní de Exteriores ha criticado las políticas erróneas de Estados Unidos y sus aliados hacia Afganistán, reiterando que el establecimiento de la seguridad y la estabilidad en este país depende de la formación de un gobierno inclusivo, con la participación de todos los grupos étnicos, la promoción del diálogo, el fin de la violencia y la adopción de formas prácticas de lucha contra el terrorismo.

Tras destacar que Irán ha acogido a unos 2 millones de afganos durante las últimas cuatro décadas, el diplomático ha destacado la necesidad de asumir la responsabilidad internacional frente a las nuevas oleadas de solicitantes de asilo, además de expresar la disposición de Irán para facilitar la ayuda humanitaria al país centroasiático.

Por su parte, Raab ha felicitado a Amir Abdolahian por su nombramiento y ha augurado el establecimiento de las relaciones bilaterales en varios campos durante el nuevo Gobierno de la República Islámica en base a entendimientos mutuos.

 

El secretario británico de Exteriores ha reiterado el compromiso práctico de su país en lo tocante a compensar los reclamos de Irán.

El Reino Unido debe saldar una deuda de más de 400 millones de libras esterlinas (528 millones de dólares estadounidenses) a Teherán.

La cuantía mencionada forma parte de un acuerdo militar rubricado por los dos países en la década de 1970 para la compra de cientos de tanques Chieftain y otros vehículos blindados. Irán pagó por la compra, pero el acuerdo se canceló tras la victoria de la Revolución Islámica en 1979 debido a las sanciones impuestas a Teherán y el Reino Unido solo entregó a Irán 185 de los 1500 tanques acordados, y nunca devolvió el resto del dinero.

El año pasado, el secretario de Defensa del Reino Unido, Ben Wallace, reconoció por primera vez la deuda, tras más de cuatro décadas.

nkh/ctl/hnb