• El representante de Irán en la primera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), Heidar Ali Baluyi.
Publicada: sábado, 17 de octubre de 2020 2:12

Irán enfatiza que sus misiles no tienen capacidad nuclear, sino únicamente propósitos defensivos, pues considerarlos como una amenaza es “una política engañosa”.

“Los intentos por presentar los misiles balísticos de Irán como una amenaza regional es una política engañosa y hostil”, denunció el viernes el representante de Irán en la primera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), Heidar Ali Baluyi.

En declaraciones durante la reunión del Comité de Desarme de la AGNU, Baluyi subrayó que la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) llama a Irán a no realizar ninguna actividad en el campo de los misiles balísticos diseñados para portar armas nucleares.

Conforme recalcó el representante persa, en distintas ocasiones, la República Islámica ha anunciado que ninguno de sus misiles balísticos tiene dicha capacidad. “Respetamos la Resolución 2231 y nuestros compromisos internacionales”, destacó.

De hecho, con estas declaraciones, Baluyi respondió a los alegatos de los representantes del Gobierno de Alemania y del gobierno dimitido de Yemen que expresaron su preocupación por el programa de misiles de Irán.

 

Los misiles tienen un papel importante en el programa defensivo de un país, señaló para luego agregar que el programa de misiles de Irán es un medio eficaz para la disuasión ante las amenazas externas.

“Ningún funcionario iraní puede dejar indefenso a su pueblo en una zona inestable como el Golfo Pérsico. Nuestra principal responsabilidad es proteger a los ciudadanos. Por lo tanto, hemos desarrollado nuestro propio sistema doméstico de defensa antimisiles, que es nuestro derecho legal, legítimo e inherente en virtud del artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas”, sostuvo.

Además, prosiguió, vale señalar que todo el gasto de Irán en el sector de defensa es solo una parte del costo de los clientes de EE.UU. en la región que compiten para comprar las armas más sofisticadas del país norteamericano por valor de cientos de miles de millones de dólares.

Según el diplomático, Irán busca fortalecer su poder defensivo legítimo mientras algunos países de la región piden a EE.UU. que ataque a Irán, es más, el régimen israelí lleva décadas amenazando al país persa, incluso con un ataque nuclear.

ftn/ctl/rba