• Vídeo: Irán lanza por primera vez misiles balísticos subterráneos
Publicada: miércoles, 29 de julio de 2020 14:35
Actualizada: miércoles, 29 de julio de 2020 17:33

El Cuerpo de Guardianes de Irán lanza con éxito misiles balísticos subterráneos durante sus ejercicios militares que envían un mensaje de advertencia a EE.UU.

El Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán ha efectuado este miércoles el lanzamiento exitoso de misiles balísticos subterráneos en los ejercicios militares bajo el nombre en código Payambar-e Azam (El Gran Profeta) 14, cuya fase final comenzó el martes por tierra, mar y aire en el área general de la provincia sureña de Hormozgan, el estrecho de Ormuz y el Golfo Pérsico.

El comandante de la División Aeroespacial del CGRI, el general de brigada Amir Ali Hayizade, ha indicado a la televisión estatal que por primera vez en el mundo, el Cuerpo de Guardianes de Irán hace el lanzamiento de misiles balísticos de la profundidad de la tierra.

“En estos lanzamientos, sin el uso de plataformas y equipos habituales, los misiles enterrados surcan repentinamente la tierra y alcanzan sus objetivos”, ha explicado Hayizade.

El lanzamiento de misiles desde la profundidad de la tierra se trata de uno de los importantes y estratégicos logros de la División Aeroespacial del CGRI de Irán que ha sido presentado esta misma jornada en el segundo día de estas maniobras.

 

El martes, el CGRI destruyó con misiles una réplica de un portaviones estadounidense en un ataque simulado en el Golfo Pérsico.

Por primera vez, los simulacros están siendo monitoreados por el satélite militar iraní Nur (luz, en persa), que fue puesto en órbita el 22 de abril para reforzar la seguridad del estratégico estrecho de Ormuz.

Según los analistas y los medios estadounidenses, el simulacro claramente tiene la intención de enviar un mensaje a Estados Unidos en medio de las tensiones creadas por Washington tras el asesinato del teniente general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del CGRI, por Washington.

Irán ha destacado que los bombardeos lanzados en enero contra la base estadounidense de Ain Al-Asad, en la provincia iraquí de Al-Anbar, solo fueron una “bofetada” y no la venganza por el acto criminal cometido por Washington contra uno de sus más altos mandos militares.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, reiteró el 21 de julio que Teherán nunca olvidará el asesinato del teniente general Soleimani y enfatizó que el país persa “asestará un golpe recíproco” a EE.UU. por dicho crimen.

tmv/rha/hnb/rba