• El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, Mohamad Hosein Baqeri, habla en un acto oficial en Teherán, 5 de enero de 2019.
Publicada: jueves, 7 de febrero de 2019 10:27
Actualizada: domingo, 10 de febrero de 2019 3:07

Irán jamás se dejará amedrentar por las amenazas contra su capacidad defensiva, afirma el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas del país persa.

“Estamos listos para confrontar las diversas conspiraciones de los gobiernos arrogantes (…) Nunca nos intimidamos ante sus amenazas contra nuestra capacidad defensiva y misilística o nuestros intereses regionales”, ha afirmado el general de división Mohamad Hosein Baqeri, en un acto en Teherán, capital iraní.

En un discurso ofrecido hoy jueves ante una reunión de embajadores y agregados militares extranjeros congregados en la Exposición de Mantenimiento y Reparación de Equipamientos Militares, el alto mando castrense ha reiterado que Teherán nunca negociará con otras potencias cuestiones vinculadas a la defensa y seguirá sus propias políticas nacionales.

No obstante, el general de división ha destacado que, tras la victoria de la Revolución Islámica de Irán (en 1979), todas las actividades militares del país persa se basan en una “doctrina defensiva” y disuasoria. “Todos nuestros programas en los últimos 40 años se realizan en el marco de la defensa legítima y la disuasión activa contra las amenazas”, ha sostenido.

Estamos listos para confrontar las diversas conspiraciones de los gobiernos arrogantes (…) Nunca nos intimidamos ante sus amenazas contra nuestra capacidad defensiva y misilística o nuestros intereses regionales”, ha indicado el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general de división Mohamad Hosein Baqeri.

 

Baqeri, asimismo, ha resaltado que, a pesar de las sanciones injustas impuestas por países occidentales durante los recientes 40 años, la República Islámica es considerada una de las más importantes potencias en la construcción de la mayoría de equipamientos militares.  

Irán ha obtenido avances considerables en la industria defensiva, en particular en la producción y operación de avionesmisiles, y ha alcanzado la autosuficiencia en la producción de numerosos equipos y sistemas militares en las cuatro décadas transcurridas desde la victoria de la Revolución Islámica.

Teherán deja claro que el desarrollo de su capacidad militar es una línea roja, pero se fundamenta en una efectividad defensiva y no representa amenaza alguna para terceros países, en particular para sus vecinos.

myd/ncl/ahn/alg

Comentarios