• La Fuerza Naval del Ejército de Irán presenta el sistema Samen (izda.) y el sistema de radares de LPI (dcha.), 29 de noviembre de 2016.
Publicada: martes, 29 de noviembre de 2016 10:52
Actualizada: miércoles, 30 de noviembre de 2016 16:14

La Fuerza Naval del Ejército de Irán presenta este domingo ocho nuevos logros en el sector de la defensa naval, incluidos radares y sistemas logísticos.

Con motivo del Día Nacional de la Fuerza Naval del Ejército de Irán, el comandante de la Fuerza Naval del Ejército iraní, el contralmirante Habibolá Sayari, y el comandante adjunto del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraníes, el general de brigada Abdul Rahim Musavi, han presidido la ceremonia de presentación de los nuevos logros de este sector defensivo y para contrarrestar amenazas.

Los radares de LPI (Baja Probabilidad de Intercepción) ha sido el primer proyecto presentado por las fuerzas iraníes. Gozan de una alta capacidad de detectar y perseguir objetivos en su radio de acción y con pequeña sección transversal.

El siguiente proyecto es el radar Separ-e Darya (Escudo del Mar), que cuenta con un alcance de más de 200 kilómetros, establecido en las costas de Makran, en el mar de Omán. Está dotado de sistemas capaces de reconocer objetivos volantes y también contramedidas electrónicas.

“Transmitir los datos obtenidos a salas de operaciones en todas las bases navales del país es el otro carácter relevante de este proyecto”, han destacado expertos iraníes en el sector de la defensa naval.

Por otro lado, el proyecto Keshesh (tanque para pruebas de tensión superficial), añaden, es un estanque de prueba dinámica de embarcaciones con el fin de dar con los parámetros hidrodinámicos del modelo de la embarcación.

 

Gracias al proyecto Samen (Octavo), las fuerzas navales iraníes ya son capaces de controlar ataques terrestres y aéreos provenientes de diferentes orígenes, como cruceros lanzamisiles, entre otros. Para ello, el aparato tiene dos sistemas separados de transmisión y puede analizar datos antes de transmitirlos a los centros de operación.

Con el proyecto Mersad (Emboscada), la Fuerza Naval iraní tiene la posibilidad de registrar y analizar de forma digital todos los movimientos de los torpedos antisubmarinos Mark 46 durante sus operaciones.

El proyecto Compartement (Comportamiento) permite diseñar y hacer simulacros con el fin de controlar y gestionar las crisis y limitar los eventuales daños en las unidades flotantes.  

Los expertos de la Fuerza Naval del Ejército iraní han diseñado otro proyecto similar, denominado Tufan Saz (Formatormentas), cuya misión consiste en diseñar y hacer simulacros de fenómenos meteorológicos y ataques marítimos para entrenar al personal naval cómo sobrevivir en el mar en situaciones de emergencia.

El último logro presentado por la Fuerza Naval del Ejército de Irán es el proyecto ESM, un sistema de recopilación de datos, de manera clandestina, que se monta en los aviones no tripulados (drones).

En los últimos años, las Fuerzas Armadas iraníes han registrado considerables avances en la industria defensiva. El pasado viernes, la agencia estadounidense The Associated Press destacó y reconoció el poderío de la República Islámica de Irán en el ámbito marítimo para hacer frente a los desafíos externos.

Las Fuerzas Navales de Irán tienen previsto celebrar una maniobra masiva bautizada “Velayat” en el océano Índico en el próximo mes de febrero donde probarán sus últimos logros en el sector de defensa marítima.

tas/rha/nal

Comentarios