• Los arqueólogos chinos hallaron una jarra de bronce con forma de cisne de 2 mil años de antigüedad con más de 3 litros de un líquido desconocido.
Publicada: viernes, 29 de mayo de 2020 1:57
Actualizada: sábado, 30 de mayo de 2020 0:27

Los arqueólogos chinos hallaron una jarra de bronce con forma de cisne de 2000 años de antigüedad y en ella más de tres litros de un líquido desconocido.

“Es muy realista, también su pico y sus ojos. Realmente muestra lo hábiles que eran las civilizaciones antiguas en el trabajo con el bronce”, comenta uno de los investigadores, Yan Fei, sobre la vasija sellada, cuya parte superior tiene la forma del cuello y la cabeza de un cisne, y fue desenterrada en el lugar de entierro de la Dinastía Qin, que gobernó el país del 226 al 207 a.C.

Aún no se ha identificado el líquido, pero durante el análisis preliminar de su composición, los investigadores encontraron sales de ácido glutámico, por lo que decidieron que era un licor o vino que se obtenía por fermentación. No obstante, actualmente se están llevando a cabo pruebas para determinar qué tipo de sustancia es.

Además del fluido desconocido, los arqueólogos encontraron en la tumba una espada de bronce de unos 60 centímetros de largo. En el medio, se hizo un inserto octogonal, que aparentemente aumentó la efectividad del arma. A juzgar por las roturas a lo largo del borde, era una espada que se usó en las batallas.

El sepulcro fue descubierto por casualidad por varios de los trabajadores que participaban en un proyecto de desarrollo urbano en un pueblo local de la provincia Henan, en China central. Los expertos creen que el ave representado es un Cygnus olor, o cisne vulgar. 

En la tumba también se encontró el caparazón inferior de una tortuga de 14 centímetros, dentro de la cual había rastros de golpes, y en el borde áreas quemadas. Presumiblemente, fue utilizado para la adivinación.

Asimismo, los arqueólogos han encontrado más de 600 tumbas antiguas en la orilla del río Amarillo y han desenterrado más de 2000 objetos, según las autoridades locales. Se cree que casi la mitad de las tumbas data de la época entre el Período de los Estados Guerreros (de 475 a.C. a 221 a.C.) y la Dinastía Han (de 202 a.C. a 220 a.C.), y el resto de varias otras dinastías.

mrp/lvs/mjs