• Esqueletos de españoles sacrificados en el museo de Zultépec-Tecoaque, en México.
Publicada: domingo, 12 de mayo de 2019 2:25
Actualizada: domingo, 12 de mayo de 2019 4:37

Una investigación sugiere que aborígenes aztecas capturaron en 1520, unas 350 personas, entre ellas conquistadores españoles, y las sometieron a sacrificios.

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, los acolhuas, una de las comunidades originarias del país azteca, sometieron a una caravana de aliados del conquistador español Hernán Cortés, integrada por hombres, mujeres embarazadas y niños, a sacrificios y desmembramiento de cuerpos, que fueron comidos en distintos rituales.

Cuatro años después de que se descubrieran restos óseos en el sitio de Zultépec-Tocoaque, donde había unas 36 000 piezas arqueológicas, los especialistas obtuvieron pruebas de qué fue lo que ocurrió con las cerca de 350 personas capturadas en junio de 1520. 

De acuerdo con la investigación, además de personas, la caravana también estaba compuesta por animales, como caballos, vacas (ambos fueron comidos), burros, perros y cabras. Los cerdos fueron sacrificados y ofrendados en un aljibe.


“En la ofrenda tenemos un guerrero, una mujer cuyo cuerpo fue cortado en dos, un niño de tres o cuatro años desmembrado; y a los pies del guerrero se ubicaron 'huesos trofeo' pertenecientes a cuatro personas: fémures, tibias, peronés. Los restos óseos de la mujer, del infante y los 'huesos trofeo' tuvieron un tratamiento cultural”, explicó el arqueólogo Enrique Martínez Vargas. 

fmd/ncl/mkh

Comentarios