• Hallan al menos 46 personas sin vida dentro de un camión cerca de San Antonio, Texas, en el suroeste de Estados Unidos, 27 de junio de 2022. (Foto: Getty images)
Publicada: miércoles, 29 de junio de 2022 9:26

El canciller cubano lamentó la muerte de decenas migrantes en un camión en Texas (EE.UU.), y la considera como un reflejo de la “conducta represiva” de Washington.

Mediante un mensaje emitido el martes en su cuenta en Twitter, el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, denunció el “doloroso fallecimiento” de 51 personas que murieron asfixiados en un tráiler en la ciudad de San Antonio, estado norteamericano de Texas.

“El doloroso fallecimiento de más de 40 migrantes en Texas refleja la conducta represiva, discriminatoria y excluyente hacia los migrantes que se ha vuelto práctica en EE.UU.”, indicó al respecto.

De igual modo, el jefe de la Diplomacia cubana envió condolencias a las familias de los fallecidos y deseó pronta recuperación para los heridos ingresados en hospital.

El lunes, las autoridades locales estadounidenses dieron a conocer el hallazgo de 46 muertos en un camión abandonado y explicaron que otras 16 personas fueron hospitalizadas, 12 adultos y cuatro niños. Mientras tanto, el número de inmigrantes fallecidos subió a 51, y la cifra de víctimas podría ser mayor, según confirmó Rubén Minutti, cónsul general de México en la ciudad texana de San Antonio.

De acuerdo con declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, de los fallecidos 22 son de México, siete de Guatemala, dos de Honduras y mientras que el resto permanece sin ser identificado.

Apuntan el dedo acusador a Biden

Al respecto, el gobernador de Texas, Greg Abbott, culpó en su cuenta de Twitter al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, por la tragedia, argumentando que es el resultado de sus políticas. “Estas muertes recaen sobre Biden. Son el resultado de sus letales políticas de fronteras abiertas. Muestran las consecuencias mortales de su negativa a hacer cumplir la ley”, denunció.

Biden, durante su campaña y nada más llegar a la Casa Blanca el 6 de enero de 2021, prometió un trato más humano hacia los migrantes y solicitantes de asilo, para marcar la diferencia de lo visto durante la anterior Administración de Donald Trump. Sin embargo, hasta ahora, el mandatario demócrata no ha cumplido su palabra.

mmo/rba