• Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, habla en un mitin en Caracas, Venezuela, 28 de julio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 26 de enero de 2020 17:20
Actualizada: domingo, 26 de enero de 2020 17:47

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, asevera que la Revolución cubana no se arrodillará pese a las presiones y conspiraciones de EE.UU. en su contra.

Tengan por seguro que no nos vamos a rendir”, escribió el sábado en su cuenta de Twitter, después de ofrecer un día antes una rueda de prensa ante medios nacionales e internacionales en su visita gubernamental a la provincia de Sancti Spíritus.

En dicha cita con la prensa, tras expresar la disposición de La Habana a mantener un diálogo de igual a igual y de respeto mutuo con EE.UU. para poder tener “una relación civilizada”, el mandatario caribeño afirmó que la isla es capaz de resistir y luchar, además de contar con una estrategia propia ante la eventual reelección del presidente de EE.UU., Donald Trump.

Cuba está preparada. Para nosotros estas situaciones no son nuevas. Cuba está preparada para enfrentar momentos difíciles, con reelección o sin reelección”, respondió, de este modo, a la pregunta que le realizó la cadena norteamericana de televisión CNN al respecto.

Díaz-Canel desestimó también la “manera ridícula” con la que la Administración de Trump sanciona con frecuencia a Cuba y su doble rasero, bajo el paraguas del cual finge ayudar al pueblo cubano. En este sentido, rechazó las declaraciones del secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, quien, durante su gira por el Caribe, acusó a Cuba de ser un factor de desestabilización en la zona y dijo “descaradamente” que todo lo que hace Washington es para ayudar a los cubanos.

¿A quién ayudan? ¿Estas medidas ayudan al pueblo cubano? ¿Estas medidas ayudan a la familia cubana que vive en los Estados Unidos? ¿Estas medidas ayudan al pueblo norteamericano? Van en contra de todo eso”, manifestó.

El mandatario cubano subrayó luego el fracaso de las políticas de Washington contra los gobiernos progresistas en América Latina, entre ellos Bolivia, que, a su criterio, “se ha mantenido en pie”.

 

“Ante el descalabro de la política de Estados Unidos hacia América Latina, han tratado de buscar pretextos y uno de ellos –que es muy injusto, manipulador y mentiroso– es decir que Cuba es la causante, y entonces nos incluyen en un eje del mal que ellos consideran que somos Venezuela, Cuba y Nicaragua”, agregó, insistiendo en que la mayor de las Antillas seguirá con firmeza su camino y no va a rendirse ni arrodillarse.

Para La Habana, la política de restricciones de Washington persigue, en realidad, asfixiar la economía de Cuba y dañar a su población, lo que constituye la base del bloqueo de más de 60 años que mantiene el país norteamericano contra la isla.

El apoyo de Cuba al Gobierno de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro, al que busca derrocar Washington, ha sido el pretexto enarbolado para varios de los últimos embargos norteamericanos dictados contra La Habana.

msm/anz/mrg                                                                                                                                             

Comentarios