• El aeropuerto José Martí de La Habana (capital cubana).
Publicada: sábado, 11 de enero de 2020 2:03
Actualizada: sábado, 11 de enero de 2020 2:26

Cuba rechaza la decisión de EE.UU. de suspender “hasta nuevo aviso” los vuelos hacia la isla y considera la medida como una “violación de los derechos humanos”.

Rechazo enérgicamente la nueva prohibición del Gobierno de Estados Unidos de vuelos chárter a Cuba excepto La Habana y la restricción del número de ellos en esta”, ha escrito este viernes el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, en su cuenta de Twitter.

Rodríguez también ha enfatizado que la medida constituye una “grave violación de los derechos humanos y de la libertad de viaje” y “obstaculiza la reunificación familiar”.

Esta misma jornada, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha indicado en un comunicado que el Departamento de Transporte establecerá un límite apropiado de vuelos permitidos en el aeropuerto José Martí, de la capital, y emitirá una orden relativa dicho límite.

El titular estadounidense ha apostillado en la nota que la prohibición afectará a nueve destinos cubanos y entrará en vigor en un plazo de 60 días. 

El pasado 25 de octubre, Washington informó de la prohibición de los vuelos comerciales desde su territorio a todas las ciudades de Cuba, menos La Habana.

El apoyo de Cuba al Gobierno de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro, al que busca derrocar Washington, ha sido el pretexto de varios de los últimos embargos norteamericanos hacia la mayor de las Antillas.

Para La Habana, la política de restricciones de Washington persigue, en realidad, asfixiar la economía de Cuba y dañar a su población, lo que constituye la base del bloqueo de más de 60 años que mantiene el país norteamericano contra la isla.

No obstante, las autoridades cubanas, que aseguran poder superar las hostilidades de Washington, han reiterado, en numerosas ocasiones, que su alianza con el Gobierno de Maduro “no es negociable”.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha expresado su preocupación por el impacto negativo que tiene el bloqueo económico de EE.UU. contra Cuba.

Efectivamente, desde 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) ha solicitado en 27 resoluciones la necesidad de poner fin al bloqueo económico y comercial contra Cuba.

nsr/ctl/bhr/mkh