• El canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, durante una reunión en La Habana (capital), 9 de septiembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 24 de enero de 2020 0:00

Cuba tacha de “vulgares mentiras” las acusaciones de la presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, contra los médicos cubanos que trabajaron en el país andino.

Vulgares mentiras de la golpista autoproclamada en Bolivia. Otra muestra de su servilismo a Estados Unidos”, fustigó el jueves el jefe de la Diplomacia cubana, Bruno Rodríguez Parrilla, en su cuenta de Twitter.

El ministro de Exteriores exigió a Jeanine Áñez que les explicara a los bolivianos que tras el retorno forzados de colaboradores médicos cubanos, se han dejado de realizar más de 454 440 atenciones médicas.

Rodríguez emitió estos tuits después de que Áñez denunciara que el Gobierno cubano se quedaba con 80 % de los pagos destinados a los médicos y cuestionara el profesionalismo de los trabajadores de la salud cubanos. “Menos de un tercio de médicos eran profesionales de la salud”, alegó la autoproclamada presidenta boliviana.

En otro mensaje, Rodríguez informó que, tras dos meses sin atención en el área de salud por parte de la brigada médica de Cuba, “1000 mujeres no han contado con asistencia especializada en sus partos y han dejado de practicarse 5000 intervenciones quirúrgicas y 2700 cirugías oftalmológicas”. “No son solo cifras, son seres humanos”, expresó el ministro.

​El pasado noviembre, Cuba decidió retirar a más de 725 médicos cubanos de Bolivia, especialistas en atención médica y asistencia en educación, ante el maltrato que recibieron del gobierno de facto instalado en Bolivia y la detención arbitraria de cuatro colaboradores de la salud cubanos, acusados de financiar a movimientos de descontento contra la administración de Áñez. El gobierno golpista presentó como prueba de la acusación, los 90 000 bolivianos (unos 13 000 dólares) que llevaban consigo al momento de ser aprehendidos en un operativo.

Sin embargo, las autoridades cubanas lograron demostrar que esa suma estaba destinada al pago de los salarios de un centenar de trabajadores de la salud pública en Bolivia, por lo que fueron liberados y, con la intervención de la Cancillería de su país, regresaron a casa.

Actualmente Cuba mantiene grupos de colaboradores médicos en más de 60 países, entre ellos en 29 naciones de América Latina y el Caribe, 31 de África, además de tener presencia en Asia, y Europa Central.

mrz/ncl/tqi/mjs