• Soldados surcoreanos patrullan en la zona desmilitarizada entre las dos Coreas, 14 de junio de 2019.
Publicada: domingo, 3 de mayo de 2020 8:06
Actualizada: domingo, 3 de mayo de 2020 8:47

Cruce de disparos entre ambas Coreas en la zona desmilitarizada hacen sonar las alarmas de una escalada, aunque Seúl descarta intencionalidad por parte del Norte.

Según el Ejército surcoreano, uno de sus puestos en la zona desmilitarizada de Corea ha sido alcanzado este domingo por múltiples disparos provenientes desde territorio norcoreano. Ante el incidente, los soldados surcoreanos se han aprestado a realizar disparos de advertencia y dar mensajes de alto el fuego.

“Hoy a las 07:41, hora local de Corea del Sur, (GMT+9) se realizaron varios disparos hacia el puesto militar en la parte central de la zona desmilitarizada, pero no se reportaron víctimas ni daños en las instalaciones surcoreanas”, ha informado el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur, citado por la agencia de noticias Yonhap.

No obstante, el Ejército surcoreano ha asegurado que “no considera intencionales” los disparos, y ha aseverado que está investigando lo sucedido para tomar medidas que eviten episodios similares en el futuro.

 

“Estamos tomando acciones a través de la línea de comunicación intercoreana para entender los detalles de la situación y prevenir más incidentes. También mantenemos la posición de alerta necesaria”, ha señalado el Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur.

Este suceso ha ocurrido apenas un día después de que el Líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, haya hecho su primera reaparición en público tras estar 20 días alejado de los medios, y también en medio de la grave tensión causada por el programa nuclear de Corea del Norte, que enfrenta a Pyongyang y Washington desde el pasado mes de octubre.

Pyongyang ha denunciado en múltiples ocasiones las maniobras conjuntas Seúl-Washington y ha señalado que los lanzamientos de misiles tienen que ver con el “comportamiento imperialista” y “doble juego” de EE.UU.

Pyongyang, que ha llevado a cabo pruebas de misiles balísticos en respuesta a las maniobras militares conjuntas de EE.UU. con Corea del Sur, anunció el pasado 17 de noviembre que no retomaría los diálogos sobre la desnuclearización hasta que EE.UU. no abandonase su “política hostil”.

mrp/ftm/ctl/hnb