• El presidente de EE.UU., Donald Trump, en un mitin en Pensacola Bay Center (Florida), 8 de diciembre de 2017.
Publicada: sábado, 9 de diciembre de 2017 14:41
Actualizada: sábado, 9 de diciembre de 2017 19:26

Corea del Norte señala que el ‘imbécil’ presidente de EE.UU. pretende destruir el Estado soberano Palestino al declarar Al-Quds capital de Israel.

“La decisión del presidente estadounidense (Donald) Trump de reconocer Jerusalén (Al-Quds) como la capital de Israel y de mover la embajada de Estados Unidos allí merece una condena y un rechazo global, ya que es un desafío y un insulto a la legitimidad internacional y a la voluntad unánime de la sociedad internacional”, ha informado hoy sábado la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA, citando a un portavoz de la Cancillería norcoreana.

Remarca, sin embargo, que la nueva decisión de Trump “no es tan sorprendente”, puesto que proviene de “un imbécil quien clamó por ‘destrucción total’ de un Estado soberano (Palestino) en el sagrado foro de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)”.

Así, Corea del Norte alarga la lista de Estados y organizaciones que han reprobado la nueva decisión de Trump sobre Al-Quds: una medida a la que se aferra el inquilino de la Casa Blanca pese al rechazo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) y a las masivas protestas mundiales.

La decisión del presidente estadounidense Trump de reconocer Jerusalén (Al-Quds) como la capital de Israel y de mover la embajada de Estados Unidos allí merece una condena y un rechazo global, ya que es un desafío y un insulto a la legitimidad internacional y a la voluntad unánime de la sociedad internacional”, informa la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA, citando a un portavoz de la Cancillería norcoreana.

Corea del Norte comenta que la decisión de Trump, de hecho, mostrará la “verdadera faz” de Washington a los países que aun cuentan con él en el ámbito internacional.

Además, subraya que tal acto revelará también “quién, en realidad, destruye la paz y la seguridad mundiales”, en alusión a las tensiones en la península coreana y las acusaciones a Pyongyang de que se está armando para enfrentarse a EE.UU.

Estados Unidos —prosigue el texto— debe asumir toda la responsabilidad de su “acto imprudente y arrogante” que derivará en tensiones e inestabilidad en el Oriente Medio.

Ha indicado que el problema de Jerusalén debería resolverse “de manera justa mediante la recuperación de los derechos nacionales del pueblo palestino” y reitera su firme apoyo a los palestinos y a otros pueblos que buscan recuperar sus derechos legítimos.

bhr/rba/nii/

Commentarios