• Consejo de Seguridad rechaza decisión de Trump sobre Al-Quds
Publicada: viernes, 8 de diciembre de 2017 16:27
Actualizada: sábado, 23 de diciembre de 2017 4:25

Se celebra la reunión de urgencia del CSNU para evaluar la decisión de EE.UU. sobre Al-Quds (Jerusalén) y casi todos los representantes han rechazado la medida.

El enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Oriente Medio, Nikolay Mladenov, al dar inicio a la sesión, ha indicado que la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, ha dado lugar a protestas generalizadas y enfrentamientos en los territorios palestinos.

Después, el representante de Suecia ante el organismo internacional, Olof Skoog, ha asegurado que su país “claramente no está de acuerdo” con el reconocimiento de Al-Quds (Jerusalén), como capital del régimen israelí.

Enfatiza también que cualquier intento de cambiar el estado de la ciudad palestina es “nulo e inválido” y agrega que la Unión Europea (UE) no reconoce la anexión israelí de Al-Quds.

El enviado de Egipto, Amr Abdellatif Aboulatta, ha considerado que la única vía racional es abordar el problema de Al-Quds de acuerdo con las leyes internacionales y según las resoluciones de la ONU.

En este sentido, rechaza la decisión de Estados Unidos y recuerda que numerosas resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) han repudiado la ocupación de Al-Quds por Israel.

Por su parte, el embajador británico ante la ONU, Matthew Rycroft, ha asegurado que Londres cree que el estatus de Al-Quds debería ser determinado a través de las negociaciones entre los palestinos e israelíes.

“No estamos de acuerdo con la decisión de EE.UU. de reconocer Al-Quds como la capital de Israel”, ha añadido.

En alusión a las medidas provocativas del régimen israelí, el diplomático británico ha dicho que la construcción de los asentamientos en Al-Quds son los principales obstáculos para llegar a una paz duradera en los territorios ocupados.

Más adelante, el representante francés ante el organismo, Francois Delattre, ha criticado la decisión del mandatario estadounidense y dejado claro que París no reconocerá la anexión de la parte oriental de Al-Quds por parte de Israel.

Delattre ha señalado que el destino de Al-Quds debe determinarse a través de negociaciones entre las partes involucradas en el conflicto.

A continuación, el embajador de Bolivia, Sacha Sergio Llorenti Soliz, ha tachado de “prejudicial” la medida de la Casa Blanca y advierte de que tal decisión podría empeorar la situación en Oriente Medio.

Por su parte, el enviado de Uruguay, Elbio Rosselli, ha declarado que su Gobierno expresa su oposición a la decisión de la Administración estadounidense sobre Al-Quds.

En este sentido, ha instado a la comunidad internacional a seguir los esfuerzos para allanar el camino de la opción de dos Estados en los territorios palestinos.

Nikki Haley, la embajadora de EE.UU. ante la ONU, ha defendido la decisión de Trump y expresado su deseo de que todos los países trasladen sus instalaciones diplomáticas a Al-Quds.

“EE.UU considera que la soberanía de Al-Quds debe determinarse mediante negociaciones”, ha alegado.

Tras criticar la postura de la ONU ante el régimen israelí, Haley ha recalcado Washington no retrocederá en su apoyo a Israel en las organizaciones internacionales.

Llamamos a todos los países a no reconocer Al-Quds como capital de Israel y condenar las hostilidades israelíes”, dice el representante palestino ante la ONU, Riad Mansur.

A su turno, el representante permanente adjunto de China ante la ONU, Wu Haitao, ha sostenido que a la solución de dos Estados es la medida más correcta de la cuestión palestina.

Tekeda Alemu, el representante etíope, ha reiterado la necesidad de respetar las resoluciones del CSNU acerca de Palestina y ha hecho hincapié en que hallar una salida a la cuestión palestina podría calmar Oriente Medio, una región que es víctima del terrorismo.

A su vez, Kairat Umarov, representante de Kazajistán, ha resaltado la importancia de respetar los derechos inalienables de los palestinos en los territorios ocupados.

El embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, en apoyo al pueblo palestino, ha reiterado que debería tener su Gobierno en su propio territorio, ocupado por el régimen de Israel.

Tras criticar la iniciativa de la Administración estadounidense, el diplomático ruso ha puesto de relieve que reconocer Al-Quds como la capital de Israel obstaculizará cualquier solución a la cuestión palestina.

De igual manera, el embajador palestino, Riad Mansur, ha denunciado enfáticamente la decisión de Trump y ha instado al CSNU a proteger los derechos de los oprimidos palestinos.

Asimismo, Mansur ha acusado a Trump de empeorar la situación de Oriente Medio.

Tras llamar a la comunidad internacional a condenar los crímenes israelíes, Mansur ha agradecido a los países y las organizaciones por el apoyo al pueblo palestino.

El representante palestino también ha asegurado que Al-Quds es el corazón del mundo islámico y todos deben respetar su seguridad.

Mansur ha precisado que el CSNU tiene que tomar una postura clara y defender los derechos palestinos en sus territorios.

El diplomático ha advertido de que la continuación de los crímenes israelíes y la violación del pueblo palestino podrían llevar a empeorar la situación en Oriente Medio.

“Llamamos a todos los países a no reconocer Al-Quds como capital de Israel y condenar las hostilidades israelíes”, ha dicho Mansur, al tiempo de destacar que solo una fuerza colectiva es capaz de solucionar la cuestión palestina.

“No escatimaremos ningún esfuerzo para recuperar nuestros derechos en los territorios ocupados”, ha concluido.

Por su lado, el representante del régimen israelí ha alegado que Al-Quds es “la capital eterna” de Israel.

Tras apoyar la decisión del presidente estadounidense, el representante del régimen israelí ha afirmado que EE.UU. ha devuelto Al-Quds a Israel. Además de condenar las protestas prodemocráticas de los palestinos, ha calificado de “crítico” el reconocimiento de Al-Quds como la capital de Israel para iniciar cualquier negociación de paz.

Finalmente, la representante de Jordania, Sima Sami, ha resaltado que Amán rechaza cualquier medida unilateral que cambie el estatus quo de Al-Quds.

Luego de asegurar que la decisión de Trump contradice las leyes internacionales, Sami ha pronosticado que tal medida podría intensificar las tensiones en la región.

Al término de la reunión, los representantes del Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Suecia emitieron un comunicado conjunto y subrayaron que la decisión del presidente estadounidense de reconocer a Al-Quds como capital de Israel “no va en la línea” de las resoluciones de la ONU.

El giro diplomático de Washington es “de poca ayuda de cara a la posibilidad de alcanzar la paz en la región”, señalaron los embajadores.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunió de urgencia para analizar la situación de Al-Quds a solicitud de ocho de los 15 miembros que componen el máximo órgano de decisión de la ONU.

La medida estadounidense ha levantado duras críticas y condenas del mundo árabe y de la comunidad internacional, que alertan de las “peligrosas” consecuencias que conllevará la decisión del mandatario estadounidense.

alg/ncl/snr/hnb

Commentarios