• La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying.
Publicada: martes, 11 de mayo de 2021 17:06

China expresa que las sanciones de Estados Unidos contra Irán y Cuba, en medio del brote de la COVID-19, constituyen una violación de los derechos humanos.

La portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, condenó las acciones hostiles de EE.UU., entre ellas, la aplicación de bloqueos económicos y comerciales contra diversos Estados del obre, conforme informó el lunes la página web de la citada Cartera.

Asimismo, criticó al Gobierno estadounidense por hablar sobre respeto, democracia y derechos humanos en el escenario mundial, y violar estos temas tanto en sus políticas internas como externas, para luego aludir a los problemas que sufren los países que se hallan bajo la presión de los embargos de Washington.

“EE.UU. está violando los derechos humanos a pesar de su prédica. En pleno apogeo de la pandemia del coronavirus, por ejemplo, mantuvo sus sanciones unilaterales contra Cuba, Venezuela, Siria e Irán, ignorando su necesidad básica de poder controlar el virus y salvar vidas. Esto representa una grave amenaza para los derechos humanos básicos, incluido el derecho a la vida, la salud y el desarrollo de las personas en estos países”, dijo la vocera.

 

También lamentó que Washington utilice su poder para reprimir a otros países, para luego manifestar que la comunidad internacional pide al país norteamericano detener de inmediato su mala conducta de politizar y militarizar los derechos humanos y adoptar un enfoque dual, y levantar todas las sanciones unilaterales ilegales tan pronto sea posible.

Es más, la portavoz se refirió a un evento celebrado en el seno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la ciudad estadounidense de Nueva York, encabezado por EE.UU., sobre la provincia china de Xinjiang, y dijo que Washington y otros países occidentales están abusando de los recursos para atacar a Pekín y lanzar propaganda negativa en su contra, y recalcó que estas acciones son un insulto a las Naciones Unidas.

Hace unos días, el primer ministro japonés, Yoshihide Suga, y el presidente estadounidense, Joe Biden, emitieron una declaración conjunta en la que acusaban a China de abusos contra los derechos humanos en la provincia de Xinjiang y los mares del sur y este de China.

Mientras tanto, Pekín ha recalcado en múltiples ocasiones que los temas relacionados con Hong Kong y Xinjiang son parte de sus asuntos internos, por lo que ningún otro país tiene derecho a interferir en los mismos.

sbr/anz/rba