• La portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, habla con la prensa en Pekín, la capital, 17 de julio de 2020. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 10 de mayo de 2021 17:03

China ha criticado el próximo evento de las Naciones Unidas, liderado por EE.UU., sobre Xinjiang y lo ha considerado un “insulto” y una “interferencia”.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha tachado de “un insulto” los esfuerzos liderados por el Gobierno estadounidense para organizar un evento virtual esta semana a fin de censurar la presunta represión de China contra los musulmanes uigures en la región de Xinjiang.

A través de su portavoz, Hua Chunying, la Cancillería china ha reiterado que los organizadores del citado evento, incluidos EE.UU., Alemania, el Reino Unido, Canadá y Australia, tienen la intención de utilizar “las cuestiones de derechos humanos como una herramienta política para interferir en los asuntos internos de China”.

EEUU instrumentaliza la ONU para materializar sus intereses

“EE.UU. se ha unido a varios países, ha abusado de los recursos, de la plataforma de las Naciones Unidas y ha difamado y atacado a China para servir a sus propios intereses”, ha lamentado Hua.

Conforme ha denunciado la diplomática del gigante asiático, tal hecho es “una blasfemia total” contra la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Más temprano del mismo sábado, la misión de China ante las Naciones Unidas en Nueva York (EE.UU.) censuró el evento como “políticamente motivado” y pidió a las misiones de otros Estados miembros de la ONU que no participen en la sesión.

Eso se produce mientras Estados Unidos hace caso omiso a la violación de los derechos humanos en su propio territorio, particularmente, los que se refieren a los derechos de los migrantes y las personas de color.

Es más, Pekín incluso denunció en pasado abril que el propio Washington mortifica a la comunidad musulmana en todo el mundo, alertando que busca decidir sobre Pekín y los países musulmanes.

ftn/ncl/fmk/rba