• La jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, ofrece un discurso, 3 de diciembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 10 de diciembre de 2019 11:00

La jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, rechaza cualquier demanda que esté lejos de la ley, pese al aumento de las marchas antigubernamentales en la isla.

“Si una demanda nos obliga a alejarnos de la ley (...) yo no podría aceptar responder a estas demandas con el único objetivo de responder a las aspiraciones de la población”, ha declarado la jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, en su conferencia de prensa semanal de este martes, antes de su visita anual de servicio para Pekín.

Hong Kong, excolonia británica, ahora territorio semiautónomo de China, está sumida desde junio en su peor crisis desde su devolución a soberanía china en 1997. El domingo, unas 800 000 personas participaron en la Marcha del Día de los Derechos Humanos en la isla.

Lam ha asegurado que actualmente su principal prioridad es restaurar el orden y la ley en Hong Kong y garantizar que pueda seguir adelante, tanto económica como socialmente, si bien, ha dicho que todavía está dispuesta a estudiar los problemas sociales que llevan a los ciudadanos a las calles. 

La jefa de Ejecutivo local ha prometido que dará una “cuenta de todo” de lo que sucedió en la región cuando viaje a Pekín el sábado, una de sus habituales visitas durante las cuales se entrevista con el presidente chino, Xi Jinping. Asimismo, ha expresado que no descarta la posibilidad de reformar su Gabinete.

Las manifestaciones comenzaron en junio, en contra de un proyecto de ley que autorizaba las extradiciones a la China continental de sospechosos de haber cometido delitos en Hong Kong; sin embargo, aunque el Gobierno de Hong Kong anunció la retirada definitiva de dicha ley, las marchas continuaron y, en este contexto, Pekín ha indicado que tales hechos están siendo apoyados por Estados Unidos y otros países.

LEER MÁS: Represalia de Pekín: China sanciona a varias oenegés de EEUU

Más de 6000 personas han sido detenidas desde que las protestas se recrudecieron y al menos el 40 por ciento de los arrestados son estudiantes. Se estima que la Policía de Hong Kong ha disparado unas 10000 pelotas de goma.

mrz/ncl/nlr/mkh