• Miembros de la comunidad palestina en Chile participan en una protesta contra los ataques de Israel en Gaza, 18 de mayo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 3 de junio de 2021 16:50

El Congreso de Chile plantea iniciativa de ley que sanciona la importación de bienes y servicios de los asentamientos ilegales israelíes en Palestina.

En una sesión del Congreso chileno celebrada el miércoles, los diputados de la oposición y los oficialistas presentaron la iniciativa, subrayando que Chile debe dejar de ser “cómplice” del sufrimiento del pueblo palestino.

De acuerdo al derecho internacional, queremos establecer que en nuestro país no se permita la comercialización de productos que se fabrican en los territorios ocupados ilegalmente por los israelíes”, resaltó el diputado opositor José Brito.

En este sentido, el aludido parlamentario, del Frente Amplio de Chile, indicó que, de momento, existen más de 80 asentamientos israelíes en Palestina que extraen “recursos naturales” o “fabrican productos” en el mismo lugar.

Señalando algunos de los crímenes del régimen de Tel Aviv contra los palestinos, el legislador izquierdista aseveró que la aprobación de dicha legislación allanaría el camino de la paz.

 

De igual modo, Sergio Gahona, diputado del partido ultraderechista Unión Demócrata Independiente, puntualizó que, aunque desde Chile no se puede detener una guerra, pero sí se puede dar “señales claras” de que lo que está sucediendo en el territorio palestino son crímenes “aborrecibles” de “lesa humanidad”.

Además de Chile, donde reside la mayor comunidad palestina fuera del país de origen, Argentina, Bolivia, Cuba, México y Venezuela, Nicaragua y otros 17 países, votaron el sábado a favor de la creación de una comisión investigadora del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (CDHNU), lo que generó malestar al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Tras aceptar una tregua con los grupos palestinos el 21 de mayo, el régimen de Israel sigue intensificando su campaña de represión y detención a los palestinos en la Cisjordania ocupada. Muchos consideran que ese posicionamiento se debe a su fracaso en la operación contra la Franja de Gaza, un conflicto de 11 días en que al menos 253 palestinos perdieron la vida incluidos 66 niños.

sar/ctl/rba