• Un barrio de ciudadanos pobres en Chile.
Publicada: jueves, 26 de marzo de 2020 8:56
Actualizada: viernes, 27 de marzo de 2020 3:33

El pedido del Gobierno de Chile a los sin techo que se resguarden en “sus casas” y se laven las manos repetidamente, genera polémica y burlas en la población.

Mientras las autoridades científicas y políticas chilenas hacen un llamado a no salir de los hogares para prevenir el contagio de COVID-19, para miles de personas en Chile su casa es la calle y medidas básicas, como lavarse las manos frecuentemente, están lejos de sus posibilidades.

Sin embargo, el ministro de Desarrollo Social y Familia de Chile, Sebastián Sichel, ignorando la situación social de su país, pide a las personas en situación de calle que se resguarden en sus hogares.

Le hemos pedido a la gente en situación de calle que regresen a sus casas”, dijo Sichel.

¿Hasta cuándo se van a burlar de la gente? Le piden a los sin casa volver a sus hogares, es el reclamo de una sociedad indignada que protesta contra el mal manejo de la actual Administración presidida por Sebastián Piñera.

“Las condiciones de sanidad de la gente que vive en la calle y los lugares donde habitan los predisponen a tener más enfermedades que la población general”, asegura el doctor Francisco Idalsoaga, director general de la Fundación Salud Calle.

 

En Chile hay más de 14 mil personas en situación de calle, según los últimos datos del registro social que elabora el Ministerio de Desarrollo Social y Familia.

“Es una población que tiene un mal estado nutricional, y que, además, tienen enfermedades que no han sido tratadas, por lo que son más propensas a contraer el virus”, explica Francisco Román, director ejecutivo de la Fundación Gente de la Calle.

Por la realidad material en la que viven, enfrentar la pandemia provocada por el COVID-19 se vuelve un desafío mucho mayor que para el resto de la población chilena. “Las medidas como resguardarse en las casas o lavarse las manos repetidamente, son imposibles”, agrega.

El Gobierno chileno decretó el pasado 18 de marzo estado de catástrofe, en un intento por controlar la propagación del coronavirus que ya afecta a 1142 personas contagiadas y 3 muertos.

El COVID-19 está extendiéndose en Chile en una situación que este país, desde octubre de 2019 es escenario de masivas protestas antigubernamentales. Al menos 32 personas han perdido la vida y miles han resultado heridas por la policía durante estas marchas.

lvs/hnb