• Vehículos de la policía desplegados en el lugar del atropellamiento en London, una localidad al suroeste de Toronto, Canadá, 7 de junio de 2021.
Publicada: martes, 8 de junio de 2021 1:09
Actualizada: miércoles, 9 de junio de 2021 11:54

Un hombre de 20 años atropelló intencionadamente a una familia canadiense por ser de confesión musulmana y causó la muerte de cuatro de sus integrantes.

El joven fue arrestado por atropellar intencionadamente el domingo por la noche a una familia musulmana, lo que provocó la muerte de una mujer de 74 años de edad, un hombre de 46, una mujer de 44 y una adolescente de 15.

El portavoz policial de la ciudad de London, el inspector Paul Waight, identificó al detenido como Nathaniel Veltman y señaló que las autoridades sopesan acusarlo de terrorismo. “Hay pruebas de que fue planeado, un acto premeditado, y que la familia fue atacada porque eran musulmana”, dijo.

Por su parte, el jefe de Policía de dicha localidad, Steve Williams, afirmó que las autoridades insisten en que “las víctimas fueron atacadas por su fe islámica”.

 

La Policía indicó, además, que no hay información de que Veltman estuviese asociado con ningún grupo antimusulmán y apuntó que ha tenido “interacciones” con las fuerzas de seguridad.

El ataque se produjo en London, una localidad de casi 500.000 habitantes situada a unos 200 kilómetros al suroeste de Toronto.

Los hechos fueron condenados por el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, quien se solidarizó con las víctimas y rechazó los actos de odio hacia las minorías religiosas en Canadá.

El Consejo Nacional de Musulmanes Canadienses subrayó que los musulmanes en el país han tenido que afrontar de manera sistemática la violencia de la islamofobia. “Este es un ataque terrorista en suelo canadiense y debe ser tratado como tal”, dijo el jefe del Consejo, Mustafa Farooq.

Por su parte, Nawaz Tahir, un abogado de London y líder de la comunidad musulmana, señaló que: “Debemos enfrentar y erradicar la islamofobia y la violencia islámica, no mañana, hoy, por el bien de nuestros niños, nuestra familia, nuestras comunidades”.

El alcalde de London, Ed Holder, a su vez, afirmó que las banderas se bajarían durante tres días en la ciudad, que, según precisó, tiene entre 30 000 y 40 000 musulmanes entre sus más de 400 000 residentes.

mep/ctl/hnb