• El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, entrevistado por la prensa en el Congreso Nacional en la capital Brasilia. 30 de noviembre 2015
Publicada: martes, 1 de diciembre de 2015 16:25

El jefe del Parlamento de Brasil, Eduardo Cunha, para evitar el voto en su contra en el Consejo de Ética por parte del partido gobernante, amenaza con un procedimiento de destitución contra la presidenta, Dilma Rousseff.

De acuerdo con la información recogida este martes por el diario brasileño Folha de Sao Paulo, Cunha se ha reunido con su compañero del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) y vicepresidente de la República, Michel Miguel Elias Temer, y le ha hecho saber a este último que podría abrir una moción de censura contra Rousseff, si los tres diputados del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) en el Consejo de Ética del Congreso brasileño votan en su contra.

Cunha mantiene un pulso con la presidenta brasileña desde que el pasado mes de junio la acusase de conspirar en su contra junto a la Fiscalía General de la República (FGR) en un caso en el que supuestamente estaría implicado y en el que se le acusaría de haber aceptado un soborno del banco BTG Pactual a cambio de favores en el Congreso Nacional.

La jornada de hoy, el Consejo de Ética, que se compone de 21 diputados, votará por la continuidad del proceso contra Cunha basándose en el informe favorable del relator del mismo, el diputado Fausto Pinato, del Partido Republicano Brasileño (PRB).

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff (izqda.), y el vicepresidente de la República, Michel Miguel Elias Temer.

 

En este sentido, Pinato ha denunciado haber recibido amenazas durante la elaboración del informe, en el que debe probar si Cunha incumplió con el juramento parlamentario al no declarar sus cuentas bancarias en Suiza.

No obstante, según sugiere el diario, altos mandos del Gobierno brasileño prefieren no entrar en conflicto con Cunha en el Consejo de Ética, a cambio de obtener el apoyo del presidente del Congreso en las decisivas votaciones de los Presupuestos Generales y la aprobación de nuevos impuestos vitales para revertir la situación de déficit de las cuentas públicas.

Recientemente, Cunha tuvo que dar explicaciones sobre sus cuentas bancarias ante el Consejo de Ética, aunque no convenció a sus miembros. Por estos hechos miles de personas se manifestaban en su contra.

El pasado 10 de octubre la oposición brasileña exigió la dimisión de Cunha, una vez que la Justicia de Suiza informara al susodicho del bloqueo de sus cuentas bancarias

krd/anz/mrk

Comentarios