• (A la izda.) El diputado brasileño Eduardo Bolsonaro y el premier israelí, Benjamín Netanyahu, posan en Al-Quds, 15 de diciembre de 2019.
Publicada: domingo, 15 de diciembre de 2019 22:29
Actualizada: lunes, 23 de diciembre de 2019 5:22

Pese a las críticas, Brasil inaugura en Al-Quds (Jerusalén) una oficina para cooperaciones comerciales con Israel y promete trasladar su embajada a esta ciudad.

Eduardo Bolsonaro, hijo del mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, durante la apertura de la Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones (APEX), ha reiterado la polémica intención del Gobierno de Brasil de trasladar su embajada de Tel Aviv a Al-Quds y reconocer esta última ciudad como capital israelí.

La inauguración de la oficina comercial, que no tiene estatus diplomático, confirma lo anunciado en marzo por el presidente de Brasil durante una visita a los territorios ocupados palestinos, cuando además dijo que era el primer paso para desplazar la embajada a Al-Quds, siguiendo los pasos de su homólogo estadounidense, Donald Trump.   

“Me dijo (mi padre) que era seguro, es un compromiso, desplazará la embajada a Jerusalén, lo hará”, ha declarado Eduardo Bolsonaro, quien funge de presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores en el Parlamento de Brasil.

Ha expresado asimismo su esperanza de que el traslado de la sede diplomática brasileña sea visto como “un ejemplo para el resto de América Latina”.

 

Por su parte, el primer ministro israelí en funciones, Benjamín Netanyahu, ha resaltado que “la apertura de la oficina de APEX en Jerusalén es parte de lo acordado en este fortalecimiento de las relaciones entre Israel y Brasil y del compromiso del presidente Bolsonaro de abrir una embajada en Jerusalén el año próximo”.

LEER MÁS: Liga Árabe advierte a Bolsonaro de traslado de embajada a Al-Quds

La mayoría de embajadas extranjeras están situadas en Tel Aviv. Hasta ahora, solo Guatemala y EE.UU. han realizado ese polémico traslado. Estados Unidos hizo la mudanza en mayo de 2018, rompiendo con décadas de consenso internacional sobre el estatuto de Al-Quds, considerada una zona ocupada y anexionada por Israel, según resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La decisión del Gobierno estadounidense generó la condena y el rechazo de gran parte de la comunidad internacional, pues consideraron que viola el derecho internacional y pone en peligro la posibilidad de una solución pacífica a la cuestión palestina.

Tras la decisión del inquilino de la Casa Blanca de trasladar la sede diplomática de su país a Al-Quds, Israel ha estado trabajando para alentar a otras naciones a seguir su ejemplo, pero no ha logrado convencer a muchos gobiernos.

LEER MÁS: Rusia no pretende trasladar su embajada de Tel Aviv a Al-Quds

ncl/rha/rba

Comentarios