• El presidente de EE.UU., Donald Trump, (izda.), junto a par brasileño, Jair Bolsonaro, en la Casa Blanca en Washington D.C., el 19 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 25 de agosto de 2019 8:08
Actualizada: lunes, 26 de agosto de 2019 16:07

Donald Trump ofreció a su par brasileño, Jair Bolsonaro, ayuda para combatir los incendios en la selva amazónica, pero sin una clara intención de cristalizarla.

El ministro de Defensa de Brasil, Fernando Azevedo e Silva, hizo alusión ayer sábado a la ayuda que el presidente estadounidense, Donald Trump, había ofrecido al Gobierno brasileño en un tuit, recalcando que no hubo más contactos al respecto.

En este contexto, el titular brasileño puso de relieve que las Fuerzas Armadas del país ya habían empezado los trabajos para combatir el fuego en la Amazonía, región en la que se encuentran desplegados 44 000 militares para las operaciones de emergencia.

Desde que ciertos estados amazónicos se vieran obligados a declarar situación de emergencia o alerta ambiental ante el flagelo que devora el pulmón verde del planeta, se incrementaron las críticas en contra del Gobierno brasileño y su negligencia para hacer frente a este desastre de incalculables daños ambientales, que afecta también a Bolivia, Paraguay y Perú.  

En particular, porque en su momento, el ultraderechista había descrito las leyes de protección a la Amazonía como un obstáculo para el desarrollo económico de Brasil, aun cuando esta región es crucial para contener el cambio climático, pues absorbe grandes cantidades de gases de efecto invernadero.

Los incendios devoran la Amazonía y ante ello se tensan las relaciones entre el gigante latinoamericano y los países europeos, que condenan cómo Bolsonaro ha descuidado el compromiso para proteger la biodiversidad.

La tirantez se extendió hasta el terreno económico, cuando el presidente de Francia, Emmanuel Macron, amenazara con bloquear el acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercado Común del Sur (Mercosur) y sugiriera que los líderes del Grupo de los Siete (G7) abordaran la tragedia ambiental en la Amazonía durante la cumbre que acoge Biarritz, (suroeste de Francia) este fin de semana.

La inscripción en la agenda del cónclave de esta crisis, sin la participación de los países afectados por los incendios, provocó la furia del dirigente de Brasil, quien denunció una “mentalidad colonialista fuera de lugar en el siglo XXI”.

LEER MÁS: UE cuestiona un acuerdo con Mercosur si el Amazonas sigue en llamas

Centenares de manifestantes se han reunido en estos días a las afueras de las misiones diplomáticas brasileñas en ciudades europeas y latinoamericanas para exigir una pronta gestión del Ejecutivo de Bolsonaro a fin de sofocar los incendios en la Amazonía y rechazar su “retórica y su política antiambientales”.

LEER MÁS: ‘Bolsonaro se va, Amazonas se queda’: Brasileños toman las calles

Los grupos ambientalistas internacionales vinculan los incendios en la Amazonía con la política antiambiental y el impulso que ha dado Brasilia a la explotación de recursos naturales —minería, tala y ganadería— en áreas protegidas.

Para muchos, la política ambiental que sigue Bolsonaro no solo es de tinte neoliberal, sino que se asemeja a la practicada por el mandatario estadounidense, quien, sin miramientos, decidió en junio de 2017 retirar a su país de un plumazo del acuerdo climático de París.

LEER MÁS: Vídeo: Jair Bolsonaro y los 6 meses imitando los pasos de Trump

LEER MÁS: Bolsonaro comparte ideología y conducta con Trump

krd/ctl/msf

Comentarios