• El canciller brasileño, Aloysio Nunes Ferreira, ofrece una rueda de prensa.
Publicada: sábado, 14 de abril de 2018 17:29
Actualizada: sábado, 14 de abril de 2018 18:17

El canciller brasileño, Aloysio Nunes Ferreira, anuncia que su país no tiene como objetivo adherirse a las sanciones contra Venezuela a pesar de las presiones de la oposición de ese país, reconoce, sin embargo, que están recopilando información sobre supuestas “acciones ilegales” de los venezolanos en Brasil.

“Queremos informaciones de los venezolanos de acciones ilegales que estén ocurriendo en el territorio brasileño para que podamos tomar medidas (…), ilegalidades, violadores de los derechos humanos que sean sancionados por organismos internacionales, corrupción, movimiento clandestino de dinero, para que se puedan tomar medidas dentro de la legislación brasileña”, precisa.

“No usamos las sanciones unilaterales como una práctica brasileña, solo aplicamos sanciones en el marco de organismos multilaterales”, insistió el viernes Nunes.

La derecha venezolana se esfuerza para que los países de la región aumenten las sanciones contra el Gobierno de Nicolás Maduro en la VIII Cumbre de las Américas, que se celebra el 13 y 14 de abril en Lima, capital de Perú. En este mismo contexto, se reunieron el viernes con el canciller brasileño.

No usamos las sanciones unilaterales como una práctica brasileña, solo aplicamos sanciones en el marco de organismos multilaterales”, dice el canciller brasileño, Aloysio Nunes Ferreira.

El canciller brasileño, Aloysio Nunes Ferreira (centro), se reúne con los opositores venezolanos en Perú, 13 de abril de 2018.

 

Entre los opositores que mantuvieron un encuentro con Nunes se encuentran el prófugo exalcalde de Caracas, capital venezolana, Antonio Ledezma y el expresidente de la Asamblea Nacional (AN) venezolana Julio Borges.

En un documento entregado a los asistentes a la Cumbre y al Congreso peruano, la oposición venezolana pidió mayores sanciones, como congelación de cuentas, expulsión de familiares que se encuentren en otros países y el no reconocimiento de las elecciones presidenciales que se celebrarán el 20 de mayo en Venezuela.

Maduro anunció el martes que no asistirá a la Cumbre de las Américas porque es una “pérdida de tiempo”. No obstante, culpó al Gobierno de EE.UU. de incitar a los otros países de la región para que se opusieran a su presencia en dicha cumbre, y acusó directamente al expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski por retirarle la invitación al encuentro de mandatarios.

ftn/rba/nii/

Commentarios